ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Plan De Cuidados Del Paciente Con Quemaduras

Ensayos y Trabajos : Plan De Cuidados Del Paciente Con Quemaduras. Ensayos de Calidad, Tareas, Monografias - busque más de 2.324.000+ documentos.

Enviado por   •  25 de Septiembre de 2011  •  9.480 Palabras (38 Páginas)  •  898 Visitas

Página 1 de 38

INTRODUCCION

Las quemaduras representan uno de los accidentes más frecuentes, graves e incapacitantes que existen. Se estima que un elevado porcentaje, en torno al 85%, podía evitarse, ya que se deben a descuidos, en general domésticos. La población más afectada son de corta edad, niños y adultos jóvenes, en su mayoría.

La evolución del paciente quemado depende de la fuente de calor, el tiempo de actuación y su intensidad, el tipo de paciente (edad y patologías previas) y la calidad de tratamiento que se preste en la etapa aguda. La regla primordial en el tratamiento de emergencia del quemado es olvidarse de la quemadura y valorar el estado general del paciente.

JUSTIFICACION

En este trabajo se revisa la problemática del paciente con Quemaduras en los diversos estadíos evolutivos de la enfermedad y se sugieren las estrategias que debe adoptar este personal, encaminadas a aliviar los signos y síntomas de urgencia al momento de su llegada a la unidad Hospitalaria.

Se realiza un Proceso de Enfermería el cual es un sistema de la práctica que proporciona un mecanismo para quel este profesional utilice sus opiniones, conocimientos y habilidades para diagnosticar y tratar la respuesta del cliente ante los problemas reales o potenciales de la salud con la finalidad de quel se puedan cubrir sus necesidades individuales , de la familia y de la comunidad.

OBJETIVO

El alumno será capaz de identificar las necesidades del paciente quemado, asi como las medidas terapéuticas a seguir para lograr estabilizar se estado de salud basándose en el ATLS, con la finalidad de evitar riesgos y minimizar complicaciones.

.

QUEMADURAS

Las quemaduras son lesiones que afectan a la integridad de la piel consistentes en pérdidas de substancia de la superficie corporal producidas por distintos agentes (calor, frío, productos químicos, electricidad o radiaciones como la solar, luz ultravioleta o infrarroja, etc.), que ocasionan un desequilibrio bioquímico por desnaturalización proteica, edema y pérdida del volumen del líquido intravascular debido a un aumento de la permeabilidad vascular. El grado de la lesión (profundidad de la quemadura) es el resultado de la intensidad del efecto del agente y la duración de la exposición y puede variar desde una lesión relativamente menor y superficial hasta pérdida extensa y severa de piel.

Las quemaduras térmicas más comunes en adultos son aquellas ocasionadas por fuego (40-45%), mientras que en los niños las lesiones con mayor frecuencia son escaldaduras con líquidos calientes.

Las quemaduras, sobre todo si son graves, a menudo se pueden acompañar de afección de otros aparatos, bien por alteración directa o bien a consecuencia de la deshidratación. A menudo los síntomas respiratorios que acompañan a las quemaduras térmicas se deben a la inhalación de productos resultantes de una combustión incompleta, los cuales son potentes irritantes químicos de la mucosa respiratoria; e incluso si la inhalación es de gases calientes se altera el nivel de conciencia.

Aunque su pronóstico depende de la extensión y la profundidad de la lesión, hay ciertas zonas (manos, pies, cara y perineo) que por sí solas producen importantes incapacidades.

La evolución del paciente quemado depende de la fuente de calor, el tiempo de actuación y su intensidad, el tipo de paciente (edad y patologías previas) y la calidad de tratamiento que se preste en la etapa aguda.

Etiología

Como ya hemos comentado, son muchos y variados los potenciales agentes que causan las quemaduras. El calor, bien por llama expuesta bien por líquidos calientes, es la causa más común entre profesionales (por lo general cuando alcanzan temperaturas entre 15 o 45ºC e incluso superiores). Sin embargo, en la población general, cada día cobran más importancia las quemaduras producidas por radiaciones: solares, por luz ultravioleta o infrarrojos; debidas en los dos primeros casos a la exposición excesiva, y en el último, frecuentemente, por iatrogenia. Otros posibles agentes son las sustancias causticas o ácidos, los cuales entrañan graves peligros ya que suelen producir escasos signos o síntomas durante los primeros días por extensión lenta de la necrosis que producen, estando muy comprometida la vida cuando se manifiesta la patología. No nos podemos olvidar de la electricidad, cuyas lesiones ocurren por la generación de calor por encima de los 5000ºC, y que suele provocar lesión significativa con muy poco daño de la piel suprayacente (dado que la mayor resistencia a la corriente eléctrica se produce en el punto del contacto cutáneo con el conductor, las quemaduras eléctricas generalmente afectan la piel y tejidos subcutáneos y pueden ser de cualquier tamaño y profundidad). La necrosis y la escara progresiva suelen ser mayores de lo que parece indicar la lesión inicial, y lo propio ocurre con la profundidad de la lesión. La corriente alterna puede ocasionar parálisis respiratoria inmediata, fibrilación ventricular o ambas, efectos muy similares a los que puede provocar el alto voltaje de un rayo.

Factores de riesgo

En el entorno habitual, doméstico, profesional o natural, podemos observar múltiples factores de riesgo. Entre los domésticos, por citar algunos, encontramos los calefactores de agua caliente regulados demasiado alto, el descuido con cigarrillos encendidos, el fuego para cocinar, radiadores o estufas, enchufes en mal estado, cableado eléctrico inadecuado o defectuoso... Los factores de riesgo más frecuentes en el ámbito laboral suelen ser por exposición a sustancias químicas, electricidad o radiación; y los naturales abarcan principalmente al sol y a los rayos.

Valoración de una quemadura

El pronóstico de una quemadura está en función de tres variables:

• Superficie afectada

• Profundidad, y

• Edad y antecedentes patológicos del quemado

1. Superficie afectada

La extensión de una quemadura incide fundamentalmente en el estado general del quemado. Para el cálculo de la extensión, un método simple que puede utilizarse es la " regla de los nueve de Wallace", mediante

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (61.9 Kb)  
Leer 37 páginas más »
Generador de citas

(2011, 09). Plan De Cuidados Del Paciente Con Quemaduras. ClubEnsayos.com. Recuperado 09, 2011, de https://www.clubensayos.com/Ciencia/Plan-De-Cuidados-Del-Paciente-Con-Quemaduras/70793.html

"Plan De Cuidados Del Paciente Con Quemaduras" ClubEnsayos.com. 09 2011. 2011. 09 2011 <https://www.clubensayos.com/Ciencia/Plan-De-Cuidados-Del-Paciente-Con-Quemaduras/70793.html>.

"Plan De Cuidados Del Paciente Con Quemaduras." ClubEnsayos.com. ClubEnsayos.com, 09 2011. Web. 09 2011. <https://www.clubensayos.com/Ciencia/Plan-De-Cuidados-Del-Paciente-Con-Quemaduras/70793.html>.

"Plan De Cuidados Del Paciente Con Quemaduras." ClubEnsayos.com. 09, 2011. consultado el 09, 2011. https://www.clubensayos.com/Ciencia/Plan-De-Cuidados-Del-Paciente-Con-Quemaduras/70793.html.