ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

TEMA: ANALISIS DEL LIBRO: CARTAS A UN ESTUDIANTE DE DERECHO


Enviado por   •  2 de Agosto de 2018  •  Ensayos  •  2.191 Palabras (9 Páginas)  •  4.611 Visitas

Página 1 de 9

UNIVERSIDAD TECNOLÓGICA DE MÉXICO

[pic 1]

MATERIA: INTRODUCCIÓN AL ESTUDIO DEL DERECHO

 TEMA: ANALISIS DEL LIBRO: CARTAS A UN ESTUDIANTE DE DERECHO

ALUMNO: JAEN CHAVEZ ARMANDO ALAN

NUMERO DE CUENTA: 18363663

GRUPO: UNI_183_04_EJ_HLD1V_BL0191

DOCENTE: ARTURO TRUJILLO RAMOS

FECHA DE ENTREGA: 21 DE JULIO DE 2018

Introducción: Se abordara a manera de análisis, cada una de las cartas expuestas en el libro de Miguel Carbonell “Cartas a un estudiante de Derecho” buscando con esto llegar a una comprensión más profunda del propósito de cada una de estas, no solo en su objetivo docente, que busca la formación del estudiante de Derecho, sino en su intención de formarnos como mejores personas.

Carta número uno: Bienvenida.

Con esta primera carta se nos expone las primeras metas y objetivos que nos trazamos como estudiantes de Derecho en nuestros primeros momentos en la universidad, como lo son: tener las mejores calificaciones y tratar de ser el mejor estudiante. Miguel Carbonell nos da un breve índice de cómo lograr esto, anteponiendo nuestras clases y horas de estudio ante cualquier otra situación de nuestra vida social o estudiantil, ya que nuestro principal objetivo en los años venideros será aprender Derecho y para ello debemos tener un gran compromiso y hábitos bien definidos.

Carta número dos: Hábitos de estudio.

El autor nos dice, como los hábitos de estudio son lo más importante dentro de la carrera, ya que son parte inherente del estudio del Derecho, esto debido a que el estudiante de Derecho, debe estar inmerso en todo momento en el conocimiento y en la búsqueda del mismo. El estudiante de Derecho, no solo debe asistir sin falta a clase y tomar notas, está obligado a ir más allá; debe complementar sus notas y lo aprendido en clase, con material adicional, pedir a sus profesores una bibliografía y siempre estar en constante contacto con el conocimiento.

Carta número tres: El lenguaje jurídico.

Fundamental y talvez lo más característico de un abogado, es sin duda el manejo del lenguaje, de un léxico diferente al coloquial, para referirse a ciertas situaciones de un modo más técnico, más especializado, esta herramienta es el lenguaje jurídico, que debe ser de los estudios fundamentales del estudiante de Derecho, ya que este es el lenguaje de los abogados y deberá ser comprendido a la perfección por todo estudiante de Derecho. Sin embargo se nos aclara que esta herramienta; el lenguaje jurídico debe usarse solo cuando sea necesario, sin abusar de él o sus tecnicismos, buscando siempre un balance concorde entre el lenguaje coloquial y el lenguaje jurídico. Esto debido a que un abogado debe ser siempre claro, eficaz, y siempre directo al momento de expresarse de forma verbal, comunicando de manera acertada y sin rodeos lo que piensa.

Carta número cuatro: La información jurídica.

Nos habla del habito más importante y talvez la base del estudio del Derecho; la lectura, y como esta es parte intrínseca en la vida de un abogado, no solo desde su etapa estudiantil sino también en su vida profesional, ya que la lectura es la llave del conocimiento, y si de verdad uno como estudiante de derecho desea aprender, debe abocarse a pasar varias horas del día al habito de la lectura. Se nos aconseja en esta epístola, la consulta no solo de libros, sino que también aprovechemos el desarrollo de la tecnología, en este caso la internet, para fortalecer nuestros conocimientos y a su vez consultar todo tipo de información jurídica, la cual debemos aprender a seleccionar, a partir del desarrollo de un criterio personal, que nos permita discernir entre cual información no es útil y cual solo es una pérdida de tiempo, esto debido al inmenso cumulo de información que se encuentra en la red.

Carta número cinco: Nuevas tecnologías.

Miguel Carbonell nos señala a partir de su experiencia personal con la tecnología, la importancia de las redes sociales y la internet en el ámbito no solo del Derecho sino de cualquier docencia en general, nos explica por qué  los abogados no deben resistirse a seguirle el paso al cambiante mundo de la tecnología, y es que a palabras del autor y cito textual: “En el siglo XXI las personas que triunfen serán aquellas que tengan más información y sean capaces de traducir esa información en buenas ideas” (Carbonell, 2011, p.32). Estas palabras conceptualizan la importancia que debemos dar a la tecnología, llámense internet o redes sociales, no solo en nuestra formación académica, sino en nuestra futura vida laboral como abogados, aprovechando al máximo las nuevas tecnologías, no solo en la captación de información sino en la transmisión de la misma.

Carta número seis: Memorizar.

Se da por hecho que la principal habilidad de un abogado, es la memorización de la información, la captación de todo tipo de leyes, reglamentos, normas y ordenamientos jurídicos que son parte inherente del Derecho. En efecto, se nos explica en esta carta, que la memoria es una herramienta fundamental en la vida de un jurista, pero no es la principal habilidad de este, ya que el elevado número de normas jurídicas y la velocidad con la que estas cambian, impiden un correcto aprovechamiento de la memorización de las mismas. Se nos aduce que mejor que memorizar todas las normas jurídicas en su contenido, seria saber cómo localizarlas cuando se las necesite y para eso podemos valernos de la tecnología.

Carta número siete: Interpretar y Argumentar.

Ahora si nos encontramos ante las habilidades, o capacidades que Miguel Carbonell considera son las más importante dentro de la amplia gama de aptitudes que debe poseer un abogado y las cuales, se  deben de aprender a desarrollar desde los primeros días de estudio en esta carrera, ya que según el autor, son la diferencia entre un buen abogado y un abogado mediocre, nos referimos a la interpretación y la argumentación. Pero estas habilidades primordiales de un abogado deben de ir más allá de ser meras técnicas  hermenéuticas y deben refinarse, bajo un razonamiento estratégico, siempre buscando la mejor interpretación de las normas jurídicas y de esa base erigir los mejores argumentos, que sean capaces de dar solución a conflictos concretos.

Carta número ocho: Cuestiones éticas.

La ética de un abogado, probablemente debe ser la más maltratada cualidad del jurista, por eso se nos refiere en esta carta, que el estudiante de Derecho debe ser instruido sobre que en toda cuestión jurídica hay una decisión de carácter ético. Muchas de estas decisiones no son fáciles, sobre todo cuando se trata de resoluciones de carácter legislativo, que crean libertades y prohibiciones. Por otro lado también nos encontramos con otro tipo de disyuntiva ética, como lo son, el tipo de casos que un abogo decide llevar. Teniendo en consideración que toda persona tiene derecho a la mejor defensa jurídica dentro de la ley, ejerciendo como abogados tendremos la libertad de decidir si tomar un caso o no, esto basándonos en nuestra ética.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (13.7 Kb)   pdf (72.6 Kb)   docx (40.1 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com