ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La neurosis infantil . Freud


Enviado por   •  7 de Noviembre de 2018  •  Resúmenes  •  22.463 Palabras (90 Páginas)  •  4 Visitas

Página 1 de 90

3)Desarrolle inhibicion neurotica en el niño. 

(manifestaciones clínicas de las organizaciones neuróticas en el niño), trastorno de ansiedad por separación, fobia escolar y de qué podía ser indicador, le dije que de esquizofrenia infantil. inhibiciones que también pueden verse en la esquizofrenia, sobre todo la inhibición motora (catatonía).

La neurosis infantil es un concepto metapsicológico creado por freud para explicar la neurosis, con la etiologia sexual infantil y todo lo que sabemos, no es algo que se vea sino es lo que se reconstruye en analisis, en cambio la neurosis en el niño es cuando llega a la clinica el niño con una "patologia" neurótica.

[pic 1]

[pic 2]

Problemas:

¿Se puede hablar en el niño de organización o de estructura neurótica?

¿La neurosis en el niño, es diferente de la neurosis del adulto o un calco de ella?

¿En qué medida la neurosis infantil es una realidad clínica infantil o una construcción teórica elaborada a partir del análisis de un adulto neurótico?

Organizaciones neuróticas en la infancia       2 sentidos:[pic 3]

  • Estado mórbido que se desarrolla en la infancia y por consiguiente, la neurosis del adulto representaría de alguna forma su continuidad        estado patológico: NEUROSIS EN EL NIÑO: no integración de los síntomas de la neurosis infantil e insuficiencia de las defensas, dejando persistir contradicciones peligrosas para el yo.[pic 4]
  • Los síntomas pueden haber pasado desapercibidos, sin manifestación clínica reconocida, que puede haber caracterizado un momento del desarrollo pero que en la neurosis del adulto adquieren sentido (neurosis que surge en la reconstrucción)       parte del desarrollo normal: NEUROSIS INFANTIL: puede ser definida como un momento de organización y como un modelo que reproducirá la neurosis de transferencia, que puede manifestarse clínicamente por síntomas o permanecer completamente en silencio.[pic 5]

[pic 6]

3 tipos de situaciones:

  • Los síntomas neuróticos traducen un momento de crisis del desarrollo psíquico: se trata más frecuentemente de manifestaciones de angustia nocturna, de fobias o de trastornos de apariencia histérica. A pesar de su carácter a veces espectacular, esos síntomas tienen pocas consecuencias sobre el conjunto de la vida del niño, el grado de sufrimiento experimentado parece poco intenso y hasta inexistente. Esta eventualidad es sobre todo frecuente entre los 4 y los 6-7 años, traduciendo los reordenamientos psíquicos de las fases edípicas y pre-edípicas, así como el comienzo de la adolescencia.
  • Los síntomas neuróticos pueden también aparecer en el curso de un acontecimiento exterior: sobre todo si significa para el niño una pérdida o una modificación de sus referencias de seguridad afectiva o material. No es raro ver aparecer trastornos del sueño, fobias o accesos de angustia. La significación reactiva de tales trastornos se confirma por su evolución rápidamente favorable. Los efectos de estos acontecimientos externos están en función del estadio del desarrollo de la personalidad del niño.
  • Pero los trastornos neuróticos pueden también, desde la infancia, anunciar la inclusión en un proceso patológico a largo plazo: las manifestaciones neuróticas se repiten a edades diferentes con, muchas veces, variaciones en la expresión sintomática. Su aparición persistencia en la fase de latencia es particularmente significativa de una “neurosis del niño”.

 NEUROSIS EN EL NIÑO: se da un empobrecimiento relacional, una restricción en el campo de las actividades, alterando su acceso a la autonomía e independencia. 

Es distinta a la neurosis en el adulto: más híbrida, más polimorfos sus síntomas: es frecuente observar, en un mismo niño la sucesión de manifestaciones neuróticas de tipos diferentes.

La dificultad en determinar la existencia de una estructura neurótica reside en que el diagnóstico de neurosis implica la presencia de un cuadro clínico preciso y de una organización poco móvil e irreversible, condiciones presentes en la adultez pero no en la infancia. En el niño, con frecuencia el síntoma parece proceder directamente del conflicto, como un compromiso pasajero, modificable, como una defensa lábil pero necesaria en ese momento, como un alto en el desarrollo para mejorarlo. Si tenemos en cuenta la edad, la situación y la organización personal, la sintomatología que se manifiesta en un momento dado de la evolución, entraña modificaciones positivas del sujeto y de su medio ambiente.

Distintos puntos de vista acerca de la neurosis clínica en el niño:

  • No se puede afirmar la existencia de una estructura neurótica antes del período de latencia, incluso de la adolescencia.
  • Algunos hacen intervenir criterios como la internalización de conflictos y la existencia de una angustia ligada a representaciones objetales. (A. Freud).
  • Es posible hablar de estructura neurótica en el niño cuando se encuentran relacionados síntomas característicos, mecanismos de defensa específicos, procesos dinámicos ligados a una problemática conflictual que implica instancias diferenciadas y relaciones triangulares edípicas, la angustia en juego es la angustia de castración.

[pic 7]

Valor de los signos neuróticos: debe hacerse en relación a la historia, al sentido que toma la organización personal en su conjunto, a su labilidad o su rigidez, a las capacidades de superación, de elaboración. Todo depende de las capacidades del niño, de las relaciones con su medio. No es el síntoma aislado sino la particular forma de organización personal lo que definiría la neurosis.[pic 8]

[pic 9]

  1. TRASTORNOS DE ANGUSTIA O ANSIEDAD

Algunos autores usan como sinónimos ansiedad y angustia. Otros utilizan el término ansiedad para referirse a la manifestación psíquica y el término angustia para la manifestación fisiológica de los trastornos.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (133.9 Kb)   pdf (899.1 Kb)   docx (821.3 Kb)  
Leer 89 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com