ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

TDAH DESDE LA NEUROPSICOLOGÍA INFANTIL


Enviado por   •  11 de Febrero de 2019  •  Trabajos  •  2.308 Palabras (10 Páginas)  •  19 Visitas

Página 1 de 10

DIPLOMATURA UNIVERSITARIA EN NEUROPSICOLOGÍA INFANTO JUVENIL. ORIENTACIÓN CLÍNICA

Trabajo Final.  Año 2018

 Psic. Agustina Tejerizo Fe

TRASTORNO POR DÉFICIT DE ATENCIÓN E HIPERACTIVIDAD

Barkley (2015), plantea que el TDAH no es un trastorno de la atención, sino más bien un trastorno de la inatención; esto es, de la atención al futuro y lo que se requiere para prepararse para su llegada.

Los comportamientos presentes en el TDAH se describen en el DSM 5 (como un patrón persistente de inatención y/o hiperactividad-impulsividad que interfiere con el funcionamiento o desarrollo). Pero éstos comportamientos además pueden ser interpretados desde un punto de vista neuropsicológico como consecuencia de déficits, fallas o deficiencias en una serie de funciones de tipo regulatorio (Funciones ejecutivas), como ser: atención voluntaria, control del foco atencional, déficits inhibitorios, control motor, dificultades en la organización, memoria de trabajo, memoria prospectiva, etc.

Actualmente, existe una gran cantidad de investigaciones que sugieren la presencia de deficiencias en las funciones ejecutivas en el TDAH (p.e., Houghton et al., 1999; Pennington & Ozonoff, 1996; Pineda, Ardila, & Rosselli, 1999; Shallice et al., 2002), lo que explicaría la dificultad que tienen los individuos con TDAH para frenar las respuestas impulsivas, para detener las conductas que ya estaban en marcha, para resistir a la interferencia, para organizar de manera secuencial sus actividades y para mantener los esfuerzos cognitivos centrados en una sola actividad (LópezCampo, 2004). Todo ello, se relaciona con el modelo de disfunción ejecutiva en las personas con TDAH (Vaquerizo-Madrid, Estévez-Díaz & Pozo-García, 2005 en Ramos-Loyo,2011).

Los estudios del funcionamiento neuropsicológico de niños con TDAH demuestran pobres ejecuciones en medidas de función ejecutiva, vigilancia y velocidad perceptual, pero, generalmente están dentro de límites normales en una variedad de medidas verbales o espaciales (Bará-Jiménez S, Vicuña P, Pineda D, Henao GC, 2003)

Desde esta mirada neuropsicológica, se considera al TDAH como un trastorno bidimensional:

  1. Por un lado, está presente la Hiperactividad/Impulsividad que incluye:
  • Deficiente inhibición motora (inquietud, hiperactividad)
  • Debilitada (desajustada) inhibición verbal (habla excesiva)
  • Impulsividad cognitiva (dificultad para suprimir en las tareas, pensamientos irrelevantes, rápida toma de decisiones…)
  • Motivación impulsiva (prefiere gratificación inmediata a gratificaciones mayores demoradas)
  • Desregulación emocional (impulsividad afectiva, pobre “top down”, autoregulación emocional).

* La inquietud decrece con la edad, convirtiéndose en un proceso más internalizado y subjetivo en la vida adulta (a diferencia de los síntomas de inatención que se mantienen en la vida adulta)

  1. Por otro lado, también se ve afectada la Atención Ejecutiva que se manifiesta en el sujeto como:
  • Pobre persistencia en las tareas y/o hacia metas futuras (no puede mantener la atención/acción a lo largo del tiempo)
  • Distractible (debilitada capacidad para resistirse a responder a demandas externas irrelevantes o eventos internos)
  • Deficiente capacidad para volver hacia la actividad luego de interrupciones (salta de una tarea a otra, deja tareas incompletas)
  • Deficiente memoria de trabajo (olvidadizo de actividades cotidianas, no recuerda qué debe hacer)
  • Deficiente capacidad de auto-monitoreo de la conducta

Existen tres tipos de modelos neuropsicológicos de mayor aceptación respecto al Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad:

  • los modelos ascendentes, que consideran que las fallas ejecutivas son consecuencia de fallas en sistemas dopaminérgicos básicos, situados en áreas subcorticales. De acuerdo con este modelo, se producen fallas en la internalización y la autoregulación de la emoción, lo que produce:
  • Mayores niveles de emocionalidad en la reacción ante los eventos
  • Menos objetividad en la selección de las respuestas
  • Una disminución en la toma de perspectiva social
  • Capacidad disminuida para auto motivarse en pos de un objetivo
  • Permanecen más dependientes de la presencia de refuerzos ambientales.

Como consecuencia de los déficits ejecutivos se produce:

  • Formas particulares de olvidos, relacionados con la memoria prospectiva
  • Capacidad disminuida para organizar y ejecutar acciones relativas al tiempo
  • Reducida capacidad de previsión y retrospección
  • Reducción en la capacidad de creación de acciones anticipatorias hacia eventos futuros
  • Menores conductas de automonitoreo y conciencia de situación

  •  los modelos descendentes, que consideran que los déficits están originados por fallas en los sistemas corticales que son responsables de los procesos cognitivos que están fallando, especialmente el córtex prefrontal. Plantean que las fallas ejecutivas existentes, no tienen tanto que ver con el mal funcionamiento de la corteza prefrontal, sino que las fallas de la corteza, se dan a causa de fallas en sistemas más básicos (como los sistemas de recompensa). Esta teoría se basa en hallazgos en relación a los aspectos motivacionales de las personas con TDAH

  •  los modelos duales consideran que ambos modelos explican una parte del fenómeno y que esto es lo que causa que el TDAH sea un cuadro heterogéneo tanto en su presentación como en su perfil de comorbilidades.

Este es el modelo más potente a la hora de explicar el TDAH y el q tiene mayor poder explicativo sobre el hecho de que se encuentra mucha diversidad en el mismo trastorno, y que hay distintas tipologías que van a configurar la presentación del cuadro, así también como un perfil de comorbilidad muy diferenciado.

 La hipótesis de este modelo es que los circuitos ejecutivos modulados por dopamina a nivel cortical, y los circuitos de recompensa (también dopaminérgicos) a nivel meso límbico, constituyen bases neurológicas discretas y disociables que dan cuenta tanto de las fallas ejecutivas, como de la aversión a la espera.

 Según este modelo, las fallas de control cognitivo contribuirían principalmente a fallas anteriores; y los problemas motivacionales estarían tras los síntomas de hiperactividad e impulsividad.          

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (16.1 Kb)   pdf (124.2 Kb)   docx (17 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com