ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Teoria psicoanalitica. Trabajo practico


Enviado por   •  8 de Octubre de 2018  •  Síntesis  •  3.533 Palabras (15 Páginas)  •  23 Visitas

Página 1 de 15

Trabajo practico:

Teoría psicoanalítica

Teoría psicoanalítica

El neurólogo austriaco Sigmund Freud, el Padre del psicoanálisis, es considerado uno de los intelectuales más destacados del siglo XX.

Su teoría se basó en los impulsos innatos del hombre. Estructuró la mente en tres partes. La primera es el consciente, que es la realidad controlable y accesible, se manifiesta a través del comportamiento, después está el preconsciente, que es definido como la parte del inconsciente que contiene elementos que no son conscientes, pero pueden llegar a serlo, este inconsciente es la tercera parte y comprende todos los impulsos y deseos que son almacenados. Estas dos últimas partes se expresan como lapsus, olvidos y sueños. A la par, construyó la estructura de la personalidad relacionándolas con los constructos de la mente. El ello, parte totalmente inconsciente, es regida por los placeres y los instintos agresivos, no considera las normas sociales, por lo que se le considera amoral y al no tener contacto con la realidad es ilógico. El superyo, son los juicios morales ideales, impone sanciones en forma de culpa o vergüenza, es consciente, preconsciente e inconsciente. El yo, es en su mayoría consciente, sin embargo es también preconsciente e inconsciente, es llamado también el principio de la realidad, ya que es la única parte que tiene contacto con esta, ayuda a tomar decisiones, está en constante conflicto con el ello y el superyo, porque tiene que equilibrar sus demandas y expectativas. Al ser constantemente atacado, el yo genera respuestas de protección a lo que Freud llamó mecanismos de defensas, los cuales son ocho: Represión; Desplazamiento; Regresión; Racionalización; Proyección; Formación reactiva; Fijación; Sublimación.

Por último, nos señala las etapas del desarrollo psicosexual:

  • Fase oral: tiene lugar entre el nacimiento y el primer año y medio de vida. La boca es prácticamente la única zona erógena, ya que el sujeto empieza a orientar su psiquismo en una meta bien clara, nutrirse.
  •  Fase Anal: desde el año y medio hasta los tres años, y a raíz del creciente control de los esfínteres del ano, el niño siente placer ante la posibilidad de controlar su propio cuerpo, lo cual consigue en este caso a través de decidir retener o dejar salir la materia fecal.
  • Fase fálica: tiene lugar entre los tres y los seis años de edad. El niño comienza a tomar conciencia de su género y de sus genitales. En esta etapa se constituye el Edipo de cada persona, aunque esto no significa que se acabe, ya que se trata de un elemento presente de manera activa a lo largo de toda la vida.
  • Fase de latencia: desde los 6 años y hasta alcanzar la pubertad. Se da una intensa y espontanea sublimación de los sentimientos de la libido, lo cual facilita la integración en la cultura.
  • Fase genital: a partir de la pubertad. Busca y consigue el placer por medio de los órganos sexuales, cada vez que se desea, finalmente tenemos la Fase de Maduración, es tener un control adecuado de la obtención de placer.

Anna Freud, Nació en Viena, Austria, en 1895. Fue la hija menor de Sigmund y Martha Freud. Desde muy temprana edad (14 años) asistió a los debates de la Sociedad Psicoanalítica. En 1938 en Londres fundó una clínica de niños y centro de formación de psicoterapeutas en psicoanálisis infantil.

El más grande aporte de Anna Freud fueron los mecanismos de defensa y su trabajo del psicoanálisis para niños. Se centra en la niñez ya que ellos recién están construyendo su yo e implica la base del desarrollo cognitivo, emocional y conductual. Creía que si se actuaba y corregía algún conflicto antes de la etapa de maduración, entonces no habría problemas en las etapas posteriores.

Amplió y perfeccionó las ideas y teorías de su padre, adaptándolas a la psicología infantil y del adolescente. En su extensión de los mecanismos de defensa Anna refina  y establece más claramente los cimientos de la psicología. Los llamados “Mecanismos de Defensa del Yo”, son estrategias que utilizamos sin darnos cuenta, cuya función es preservar nuestra autoimagen e intimidad. Son como un mecanismo de control frente a estímulos que la misma psiquis es capaz de reprimir. Estos mecanismos son las formas inconscientes que tiene el ser humano para que las circunstancias de frustración y conflicto prevalezcan “reprimidas”, reduciendo de este modo la ansiedad y la agresividad que nos puedan producir.

Represión: Es un mecanismo del inconsciente y se encarga de reprimir la respuesta que ocasiono el hecho vivido, aunque es importante mencionar que no se suprimirán por completo, por lo menos para el inconsciente, y generalmente se estarán haciendo presentes en sueños o lapsus, e incluso manifestación de algunos síntomas.

Regresión: Se refiere al hecho de querer regresar a un estado de conducta de periodos anteriores en el desarrollo de la personalidad, emoción o sentimiento en el que en su momento nos encontrábamos satisfechos. Comúnmente este tipo de situaciones se puede dar cuando nos encontramos en una etapa de sufrimiento y lo único que deseamos es ser como éramos antes, sólo nos encontramos en la regresión, si volvemos a actuar como lo hacíamos.

Formación reactiva: Este mecanismo de defensa es utilizado cambiando comportamientos que sean de amenaza emocional o estén generando algún malestar por algo completamente opuesto, dado que la persona considera que si cambia el sentimiento en sentido opuesto, este ya no tendría por qué seguirle dañando.

Aislamiento: Existe una separación de la situación vivida y la emoción o sentimiento que esto provocó. Podemos decir que lo que a la persona le afectada, intenta simplemente quitarle importancia al suceso para evitar que este le afecte. Aquí es donde la persona está consciente de que algo le paso, lo único que aísla es lo que le provoco. A lo mejor lo que puedes oír es un “me da igual” o “ya paso”.

Anulación: Este mecanismo de defensa intenta anular o reparar alguna situación ocurrida anteriormente.

Proyección: Es la comparación de nuestros actos, pensamientos, intenciones, sentimiento o conflictos que tenemos con los demás, y que funciona para justificar si  lo que hacemos está bien o mal.

Introyección: muchas veces llamada identificación, comprende la adquisición o atribución de características de otra persona como si fueran de uno. Es muy utilizado cuando las soluciones que hemos dado a los problemas no ha resultado favorable por lo que se asume la postura de una tercera persona esperando que de esta forma se tenga un resultado positivo.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (22.2 Kb)   pdf (203.1 Kb)   docx (54.9 Kb)  
Leer 14 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com