ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

EL PEP 2004 Y LAS RELACIONES INTERPERSONALES


Enviado por   •  27 de Septiembre de 2013  •  Tesis  •  1.814 Palabras (8 Páginas)  •  283 Visitas

Página 1 de 8

3. EL DESARROLLO DEL TEMA

Desde los primeros años de vida, el ser humano es sensible a lo que le ofrece su entorno, es por ello que sonidos, gestos, objetos coloridos, personas e imágenes forman parte de sus primeros conocimientos y empieza a descubrir su entorno por medio de la exploración y la manipulación de objetos; es así como construye una imagen de sí mismo y del mundo. Dicho aprendizaje permite al niño poner en juego habilidades motrices, cognitivas, lingüísticas, afectivas y sociales de manera simultánea.

La acción de aprender se da gracias a la sensación, que es la operación con que captamos las señales del exterior por medio de los sentidos, unida a ésta, es en la percepción donde el cerebro transforma las sensaciones en información consciente originando los recuerdos. Cuanto más estimulante sea el entorno en la primera infancia, mayor será el desarrollo y el aprendizaje del niño, puesto que el desarrollo del cerebro se ve reflejado en las habilidades y destrezas que demuestra.

Al llegar a la Educación Preescolar el niño pone en práctica habilidades y conocimientos que son fundamentales para la planificación del trabajo dentro del aula. De acuerdo al Programa de Educación Preescolar 2004, los niños en su experiencia diaria desarrollan y ponen en juego competencias, además de que el Jardín de niños promueve su desarrollo por medio de actividades específicas y continuas.

De la misma manera, todos establecemos numerosas relaciones a lo largo de nuestra vida, como las que se dan con nuestros padres, amistades o compañeros de escuela. A través de ellas, intercambiamos formas de sentir y de ver la vida; también compartimos necesidades, intereses y afectos. A estas relaciones se les conoce como relaciones interpersonales.

CAPÍTULO I. EL PEP 2004 Y LAS RELACIONES INTERPERSONALES

De acuerdo a lo que establece el Programa de Educación Preescolar 2004, son doce los propósitos específicos que los niños deben lograr en los primeros años de vida para desarrollar sus capacidades y potencialidades con ayuda de experiencias educativas interesantes (situaciones didácticas destinadas al aprendizaje) y los retos que estas presenten. “Esos primeros años constituyen un periodo de intenso aprendizaje y desarrollo que tiene como base la propia constitución biológica o genética, pero en el cual desempeñan un papel clave las experiencias sociales, es decir, la interacción con otras personas, ya sean adultos o niños” (PEP, 2004)

Las experiencias sociales ayudan en la adquisición de aprendizajes fundamentales para la vida de los niños, además el establecimiento de relaciones permite a los pequeños el desarrollo de competencias para que actúen con mayor autonomía, y de esta manera continúen aprendiendo del mundo que los rodea. Esta experiencia se inicia desde los primeros días, puesto que las relaciones interpersonales se inician desde el núcleo familiar, es en los modelos culturales de crianza en donde el pequeño recibe la atención a sus necesidades, interactúa con adultos y niños, expone dudas y establece formas de comportamiento que posteriormente pondrá en práctica en la vida escolar y social. Es por ello que en ocasiones el comportamiento y la manera de establecer una relación de compañerismo o afectiva es reflejo de lo que el niño ha adquirido en casa.

Lo anterior lo pude constatar en las expresiones de los niños, pues no convivían con algunos de sus compañeros por las prohibiciones de sus padres o abuelos. Cuando conocí a los padres de familia comprendí algunas actitudes de los niños, Naomi es traviesa pero a la vez temerosa cuando está frente a su mamá. Los niños procedentes de familias desintegradas no prestan atención a algunas actividades y son agresivos como en el caso de Juan de Dios y Diego Baltazar. Por el contrario, los hijos de padres preocupados por las actividades escolares, los pequeños también muestran este mismo interés como Emanuel, Diego López y Karen. La mayoría de los niños del salón aceptaba a sus compañeros sólo las excepciones eran Abril, Naomi y Yesenia.

Como lo menciona el Programa de Educación Preescolar 2004; “Las relaciones escolares representan una contribución fundamental para propiciar el bienestar emocional, aspecto fundamental en la formación de disposiciones para el aprendizaje en los alumnos. El desarrollo personal y social de los niños como parte de la educación preescolar es, entre otras cosas, un proceso de transición gradual de patrones culturales y familiares particulares a las expectativas de un nuevo contexto social, que puede o no reflejar la cultura de su hogar, en donde la relación de los niños con sus pares y con la maestra juegan un papel central en el desarrollo de habilidades de comunicación, de conductas de apoyo, de resolución de conflictos y de la habilidad de obtener respuestas positivas de otros.”

El campo formativo “Desarrollo Personal y Social” maneja dos aspectos, Identidad Personal y Autonomía, y Relaciones Interpersonales. En cada uno de estos Aspectos se busca el desarrollo de competencias en los niños preescolares relacionadas a la formación de un autoconcepto y el establecimiento de relaciones con el medio social en el cual se desenvuelve.

El Aspecto Relaciones Interpersonales engloba cuatro Competencias a desarrollar y fortalecer en el niño durante su estancia en un Jardín de niños, la primera competencia es “Acepta a sus compañeras y compañeros como son y comprende que todos tienen los mismos derechos, y también que existen responsabilidades que deben asumir”, para fortalecer esta competencia los niños desempeñaron diferentes roles en las actividades de juego, actividades escolares o en la familia, además, por medio de actividades en equipo comprendió la importancia

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.5 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com