ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Estrategias para el mejoramiento de las nociones de tiempo en el proceso de la lectura y escritura, en el niño de 4to grado sección “А”,


Enviado por   •  4 de Marzo de 2013  •  Tesinas  •  5.809 Palabras (24 Páginas)  •  349 Visitas

Página 1 de 24

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MISNISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN

UNIVERSIDAD BOLIVARIANA DE VENEZUELA

ACHAGUAS-ESTADO-APURE

ESTRATEGIAS PARA EL MEJORAMIENTO DE LAS NOCIONES DE TIEMPO EN EL PROCESO DE LA LECTURA Y ESCRITURA, EN EL NIÑO DE 4TO GRADO, SECCIÓN “A”, DE LA ESCUELA PRIMARIA BOLIVARIANA “TERESA HURTADO”, ACHAGUAS ESTADO APURE.

FACILITADOR: BACHILLER:

PEDRO SUÁREZ VIRGINIA ORTEGA

ACHAGUAS, MARZO 2011 

Introducción

La educación especial es aquella destinada a las necesidades especiales de los sujetos con deficiencias. La educación especial ha consolidado a lo largo de la historia todo un marco de fundamentos previsto de carácter político y filosófico; desde un punto de vista holístico tiene como objetivo de atender de forma diferencial por métodos y recursos especializados a aquellas personas cuyas características físicas intelectuales o emocionales comprobadas sean de tal naturaleza y grado.

En este orden de ideas se puede decir que la noción de espacio el niño la adquiere con cierta lentitud. Al principio tiene un concepto muy concreto de espacio; su casa, su calle…pero esa noción se desarrolla más rápidamente que la del tiempo porque tiene referencias más sensibles. El niño de 6 o 7 años aún no está en condiciones de reconocer lo que es de su país desde el punto de vista geográfico; es posible que piense que Venezuela es la ciudad donde vive. Los niños que viajan a otras ciudades o países vecinos empiezan a diferenciar países y ciudades. No obstante es hasta los 8 o 9 años de edad que los niños adquieren la noción de espacio geográfico, es por ello que la lectura de mapas y globo terráqueo no es una labor sencilla pues requiere una habilidad especial para interpretar números, símbolos, signos y captar las atracciones que estas medidas aportan.

En referencia a lo anterior se señala que hasta los 7 u 8 años inclusive más es insuficiente la idea o noción de duración y de pasado; hasta los 7 años la expresión “la semana pasada” no adquiere sentido para ellos. Piaget señala la dificultad con que los niños adquieren las nociones de edad, sucesión, duración, anterioridad y posteriormente. Muy lentamente llegan a formar el concepto de un largo tiempo histórico anterior a ellos, porque no lo pueden hacer objeto de una observación directa. De allí también se les dificulta para comprender las sociedades, instituciones y modos de la conducta adulta; el niño apenas conoce a la familia, y sólo lentamente y de manera intelectual va adquiriendo alguna noción de la vida.

Es de allí la importancia de la noción de tiempo ya está relacionada al conocimiento físico y social que el niño lo construye a través de diferentes maneras la relación con el presente usa algunos términos como mañana o ayer, pero con un indicio de que comprende la existencia de un pasado a un futuro, con la reconstrucción secuencial y cronológica del tiempo y comprensión del mismo para mostrar una visión objetiva del tiempo donde se le pueda recordar, la hora, la semana, el mes y el año. Significa entonces que los niños con necesidades especiales, necesitan el uso de estrategias pedagógicas que promuevan su aprendizaje, creando un ambiente agradable y acogedor; ingeniándose defensivas y ofensivas a manera de establecer diferencias y acuerdos de pelear derechos y recuerdos que permitan inventar e imaginar las palabras escritas, siendo un instrumento de seducción.

Ahora bien, surge la justificación del proyecto de investigación, ya que todo ser humano debe aprender a leer y a escribir, siendo estas habilidades inmersas y esenciales del individuo para su estadía dentro de la sociedad; además de estar centrado en su condición de espacio y tiempo, por lo que se deduce como de gran importancia para el buen desenvolvimiento de la vida del ser humano. Hay que destacar que cada día se debe hacer más énfasis en la lecto-escritura por medio de ella se da la comunicación con el resto de individuos, además de enriquecer el vocabulario. Agregando que los trastornos del desarrollo psicomotor son muy difíciles de definir. Reflejan siempre alteraciones en las que se ven afectados varios aspectos del desarrollo del niño; de ahí la importancia de intervenir cuanto antes, pues el trastorno puede ir repercutiendo negativamente en otras áreas del niño, agravando y comprometiendo el desarrollo del niño.

Aunado a esto, la organización espacial se halla íntimamente relacionada con el esquema corporal. Puede entenderse como la estructuración del mundo externo, que primeramente se relaciona con el yo y luego con otras personas y objetos tanto se hallen en situación estática como en movimiento. Se trata, por consiguiente, del conocimiento del mundo externo tomando como referencia el propio yo (esquema corporal). Fernández (2003) lo describe como "Medio en el que se sostienen nuestros desplazamientos, delimitado por sucesos (intervención temporal) y por sujetos (intervención personal), en el que cada individuo organiza una ordenación de sus percepciones en función a las vinculaciones que mantiene con dicho medio, reportándole un continuo Feed-back".

Resulta oportuno decir que la lengua es el instrumento esencial para el ser humano; algunas veces el más valioso y peligroso porque con el podemos expresar los más profundos sentimientos como el del amor, la esperanza, los deseos, la justicia, el tipo de sociedad ideal y se puede también enaltecer valores que se tienen como seres humanos. Sin embargo, la lectura y la escritura es una de las habilidades adquiridas por el hombre, sin el hábito y el dominio de ésta, todo aprendizaje se ve limitado. Por tal razón se plantea el juego de palabras para favorecer la lecto-escritura en los niños (as) debido a que este constituye una actividad vital para ellos, en su forma espontánea de ser y de actuar; explorar, invertir, descubrir y aprender.

Sobre la base de estos, se presentan los antecedentes que apoyan al proceso de estudio sobre la noción del tiempo; donde Hernández (2006), en su trabajo “tiempos en el niño” plantea que los niños de cinco (5) años y a los ocho (8) años, la enseñanza deberá partir en el entorno donde se encuentra la escuela, por medio del elemento histórico existente como por ejemplo: una placa, la leyenda… se podrá utilizar la dramatización para provocar la creación de vivencias

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (37.9 Kb)  
Leer 23 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com