ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Plan De Promoción De Becas De Postgrado En El área De Ciencia Y Tecnología Ofrecidas Por El MICIT


Enviado por   •  13 de Septiembre de 2011  •  9.414 Palabras (38 Páginas)  •  579 Visitas

Página 1 de 38

Capítulo I

Marco Introductorio

1.1 Antecedentes

El Ministerio de Ciencia y Tecnología se estableció en 1986 en un primer periodo como un Programa Nacional de Ciencia y Tecnología 1986-1990, durante este periodo se estructuró el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, integrado por el conjunto de instituciones cuyas actividades se enmarcan en el campo de la ciencia y la tecnología, se incrementó sustancialmente la inversión en actividades de investigación y desarrollo.

En el segundo período, 1990-1994 orienta su quehacer a obtener un mayor dominio sobre las tecnologías adquiridas, en donde la ciencia y la tecnología permitieron lograr un mayor grado de eficiencia y eficacia en el sector público, aumentando a su vez la competitividad y crecimiento del sector productivo nacional. A principios de este periodo se promulga la Ley 7169 de Promoción del Desarrollo Científico y Tecnológico, incorporando la cartera de Ciencia y Tecnología, mediante modificación a la Ley General de Administración Pública.

En la tercera etapa, 1994-1998, el Ministerio de Ciencia y Tecnología, impulsa un planteamiento estratégico que se dirige al fomento y apoyo del desarrollo de la competitividad en el país, y se sustenta en el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología, Calidad, Productividad e Innovación “Hacia un desarrollo nacional sostenible orientado por los nuevos requerimientos de competitividad y las necesidades nacionales”, donde el consenso, la interacción y el trabajo grupal entre los sectores, gestó un nuevo enfoque político y organizacional.

En la cuarta etapa, 1998-2002, el Ministerio ha liderado los planteamientos emitidos en el “Programa Nacional de Ciencia y Tecnología: Por el conocimiento hacia el Desarrollo” y principalmente en los últimos años, ha centrado su accionar en el desarrollo de las Tecnologías de información y de las Telecomunicaciones como instrumentos por excelencia de la transformación de la sociedad y el desarrollo económico del país.

El nivel alcanzado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, en los diferentes periodos desde su creación, ha sido posible principalmente por la acción coordinada con los sectores privados, académico y público y plantea los diferentes programas que constituyen el accionar del Ministerio.

Actualmente el MICIT cuenta con dos áreas que trabajan conjuntamente el tema de becas de postgrado para estudiantes y profesionales del área de ciencia y tecnología. Esas áreas son Fomento y Cooperación Internacional y Desarrollo de Proyectos, sin embargo por el momento no existe aún una base de datos en la que se encuentre toda la información relativa a las becas y oportunidades de especialización que se ofrecen para los costarricenses y por tanto la información relativa a ésta temática es sumamente escaza en la página Web.

1.2 Justificación e importancia del problema.

La investigación se enfocará en la necesidad inminente que existe en el país de fortalecer la formación de los profesionales costarricenses con un enfoque en el área de la ciencia y la tecnología.

A lo largo de la historia los avances más significativos y de mayor impacto en las sociedades más desarrolladas del mundo se han dado gracias a los estudios en ciencia y tecnología, apoyados por una fuerte inversión por parte de los gobiernos en una constante mejora y evolución en cuanto a ésta área.

Actualmente en Costa Rica existe una faltante importante en profesionales especializados en ciencia y tecnología, predominando niveles de formación como técnicos y diplomados. El Micit busca impulsar la búsqueda de nuevas posibilidades para los profesionales y actuales estudiantes por medio de becas que les permitan desarrollarse como profesionales altamente calificados, competentes e innovadores que contribuyan al desarrollo económico del país.

En respuesta a estas necesidades surge la propuesta de investigar las maneras más idóneas de promover la formación superior de profesionales en ciencia y tecnología por medio de becas de posgrado que les permita desarrollarse exitosamente en un mundo globalizado y cambiante.

Cuatro décadas atrás, la inversión de Costa Rica y Corea del Sur en actividades de investigación científica y desarrollo tecnológico no superaban el 0,4% del producto interno bruto. Hoy día, Costa Rica sigue manteniéndose alrededor de ese porcentaje mientras que el país asiático evolucionó alcanzando niveles superiores al 3%.

Los resultados de haber tornado uno u otro camino son contundentes: el ingreso nominal per cápita de Costa Rica en esos 40 años pasó de US$540 a US$6.345, mientras que el de Corea paso de US$278 a US$17.074.

Ante este y otros ejemplos de éxito internacional, algunos han argumentado que los países ricos invierten más en investigación y desarrollo (I+D) porque son ricos. Sin embargo, las evidencias internacionales indican lo contrario, es decir, que los países son ricos porque impulsan la innovación a través de mayor inversión en I+D. Dicho de otra manera, los países son ricos porque deciden apostar por una economía basada en el conocimiento y la tecnología.

Las razones que explican el estancamiento costarricense no son del todo claras, aunque se podrían entrever algunas como el hábito cultural de invertir reactivamente y no prospectivamente; la ausencia de una clara estrategia nacional sobre prioridades de inversión; el reducido reconocimiento de la importancia de la innovación y la percepción equivocada de un bajo retorno económico al invertir en ciencia y tecnología.

Uno de los factores prioritarios por atender en Costa Rica es la cantidad y calidad del capital humano disponible.

Estudios recientes han demostrado que la evolución de la Productividad Total de los Factores depende no solo de la calidad de los recursos humanos, sino también del esfuerzo realizado en materia de inversión en I+D. En este sentido, Costa Rica ha ignorado esta premisa, manteniendo una inversión baja que además es costeada en un 65% por el sector público.

Las actividades de I+D permiten el avance y difusión de los conocimientos científicos, la creación de nuevas especialidades y la adquisición de conocimiento tácito. Este último se deriva de la experiencia de realizar investigación y no puede ser trasmitido mediante palabras o símbolos, pero constituye un bien intelectual fundamental para poder entender y adaptarse a los avances científicos y tecnológicos.

La aplicación del conocimiento propicia el desarrollo de nuevas tecnologías que pueden convertirse en innovaciones de procesos, productos

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (64 Kb)  
Leer 37 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com