ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Derecho Constitucional Mexicano


Enviado por   •  6 de Noviembre de 2012  •  3.421 Palabras (14 Páginas)  •  770 Visitas

Página 1 de 14

Felipe Tena Ramírez

D E R E C H OC O N S T I T U C I O N A LMEXICANO

40° EDICIÓN

EDITORIAL PORRÚA

AV.REPÚBLICA ARGENTINA, 15MÉXICO, 2009Primera edición, 1944

683 Paginas

Copyright © 2009FELIPE TENA RAMIREZ Torres Adalid, 1028. México, D. F. Esta edición y sus características son propiedad de la EDITORIAL PORRÚA, S. A. DE C. V. 2Av. República Argentina, 15 altos, col. Centro06020, México, D. F. Queda hecho el depósito que marca la ley Derechos

Reservados ISBN 970-07-7364-3

A) Marco Histórico

La aparición del derecho constitucional entre las disciplinas jurídicasautónomas, es relativamente nueva. Al descender Bonaparte de los Alpes sobre el suelo de Italia en 1796, su ejército llevaba consigo los principios de libertad y de individualismo con que la Revolución Francesa acababa de sustituir al gobierno absoluto. Para ser enseñados sistemáticamente, esos principios hallaron lugar propicio en la tierra que había fecundado la tradición jurídica de Roma, y por eso fue que en Italia se fundaron entonces, antes que en ningún otro país, las primeras cátedras de derecho constitucional. No obstante este despertar inmediato de la teoría constitucional, su investigación y enseñanza no alcanzaron durante el siglo XIX el auge que merecía la nueva rama delderecho, como técnica llamada a organizar la creencia entusiasta en el ordenconstitucional. En Francia se creó una cátedra de derecho constitucional en 1835, que fue suprimida en 1851, después del golpe de estado de Napoleón III. Restablecida por la República en 79, todavía en 85 se quejaba Batumi de que la rama más importante del derecho público estuviese abandonada en Francia y de que no la enseñase ningún autor reconocido.

La explicación del fenómeno por el que se disoció de la enseñanza metódica la intensa vida política, estriba acaso en la influencia, superviviente y poderosa, de los grandes teorizantes del siglo XVIII. En ellos hallaron su inspiración las realizaciones revolucionarias, y más que organizar a éstas, se trataba de desenvolver las doctrinas de Montesquieu y de Rousseau. El colapso del régimen monárquico, la necesidad de organizar a la repúblicasobre bases nuevas y las experiencias inglesa y norteamericana como ejemplosprácticos, todo eso hizo resurgir en Francia los estudios del derecho constitucional, a partir del último tercio de la centuria pasada. Finalizaba el siglo (1895) cuando Semen publicaba la primera edición de sus Elementos de derecho constitucional francés y comparado, la obra que habría de llegar hasta nosotros a través de numerosas ediciones, como modelo de claridad y erudición. Quince años más tarde, el insigne polemista León Daguita iniciaba la revolución del derecho que nos ocupa, con su "Tratado" y su "Manual" .Los problemas de toda índole planteados por la segunda Guerra Mundial, que si fueron temibles en la preguerra son más serios aún en la posguerra, han galvanizado elpensamiento jurídico constitucional, así sea partícipe del desconcierto prevaleciente.Corresponde la primacía durante este período a la literatura germánica, que unifica por el idioma y por el estilo a pensadores no siempre de la misma nacionalidad; Rudolf Senda, Carl Schmitt, Dimétrico Chandler, Eria Kaufmann, Herman Héller y Hans Kelsen, estos dos últimos, aunque teóricos del Estado, de profunda influencia en el derecho constitucional. Figuran también en primera línea el francés Maurice Saurio, a quien acompañan Carree Malvar, el italiano Santi Romano y Harold Lasque, que pretendió inútilmente encauzar dentro del constitucionalismo inglés una renovación de tendencias comunistas. En torno de los anteriores se agrupan otros muchos autores que hemos de mencionar con frecuencia. En la historia de la literatura constitucional mexicana, podrían señalarse varios períodos. Desde los comienzos del siglo pasado hasta la Constitución de 57, no son por lo común profesionales del derecho los dedicados a estos tópicos ni sus estudios tienen por objeto temas concretos de derecho constitucional.

Pero como el problema de la época era el de la organización política del país, sus obras ofrecen importantes aspectos delucubración constitucional. Libros fundamentales desde este punto de vista son la"Historia de la revolución de Nueva España" (1813), de Fray Servando Teresa de Mier; el "Ensayo histórico de las revoluciones de México" (1831), de Lorenzo de Zavala; "México y sus revoluciones" (1836), de José María Luis Mora; el "Ensayo sobre el verdadero estado de la cuestión social y política en la República Mexicana" (1842), de Mariano Otero; "El Porvenir de México"(1851), de Luis G. Cuevas. Al consolidarse con el triunfo de la República en 67 la vigencia de la Constitución de 57, se inicia propiamente el estudio del derecho constitucional mexicano. Aparte de los compendios o catecismos de varios autores, escribieron textos de derecho constitucional para uso de las escuelas profesionales de la República, José M. del Castillo Velasco("Apuntes de 1871, 79 y 88), Ramón Rodríguez ("Derecho Constitucional", 1875), Isidro Montiel y Duarte ("Apuntamientos de Derecho Constitucional", 1879), Anuario Manzanilla"Lecciones de Derecho Constitucional Mexicano", Mérida, 1882), Eduardo Ruiz("Derecho Constitucional", ediciones de 1888 y 1902) Y Mariano Coronado ("Elementos de Derecho Constitucional Mexicano", ediciones de 1887, 99 Y 1906). Entre todas esas obras, que apenas podrían satisfacer un curso elemental de la materia, se distingue, siquiera sea por su claridad, la última de las citadas.Montiel y Duarte escribió, además, una obra en cuatro tomos (el primeropublicado en 1871 y los tres restantes en 1882) con el título de "Derecho Público Mexicano", muy valiosa para el estudio de nuestros Congresos Constituyentes y de las Constituciones que de ellos emanaron. Pero entre todos los autores de esa época descuellan, muy por encima de los demás, José María Lozano e. Ignacio L. Vallarta. El primero inspiró al segundo con su obra "Tratado de los Derechos del Hombre", publicada en 1876. En cuanto a Vallarta, comparte con Rabasa el lugar más alto en la doctrina del derecho 'constitucionalmexicano.La obra estrictamente doctrinaria de Vallarta está contenida de modo principal en "El juicio de amparo y el Grito of Habeas Corpus"

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (21 Kb)  
Leer 13 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com