ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Metodos De Evaluacion


Enviado por   •  19 de Agosto de 2013  •  5.426 Palabras (22 Páginas)  •  316 Visitas

Página 1 de 22

INTRODUCCIÓN

Se investigara los modelos pedagógicos y sus técnicas de evaluación de el aprendizaje el cual me permitan diseñar un proyecto de investigación en el que se plasmaran cada uno de ellos, con la finalidad de saber mas acerca de ellos y saber cual es su finalidad y su función, a continuación veremos algunas técnicas e instrumentos de evaluación mas explicitas

LOS MODELOS PEDAGÓGICOS EN LA EVALUACIÓN

La evaluación considerada como parte integral del proceso de aprendizaje está involucrada como tal en la metodología emplear por parte de los diferentes Facilitadores de la Fundación. Como se plantea en la parte estratégica el estudiante realizará un “Trabajo autónomo y un Trabajo productivo” como piezas fundamentales que apuntan a despertar el espíritu investigativo del estudiante y le permiten crear su propio modelo de proyecto de conformidad con los diferentes niveles de aprendizaje contemplados.

Igual se planeta en la parte táctica la evaluación como “el proceso de valoración para mejorar la educación, verificando conocimientos y revisando las variables que influyen en tal proceso, el cual debe ser racional, sistemático, informativo y medible. Finalmente se plantea la necesidad de evaluar las conductas de entrada (pre cognitivas) con una prueba previa que puede ser escrita u oral según el criterio del Facilitador; una prueba intermedia a través del trabajo autónomo y una prueba final plasmada en el trabajo productivo. En todos los casos la técnica principal y requisito indispensable es la retroalimentación permanente.

ANÁLISIS CARACTERÍSTICO DE LOS MODELOS PEDAGÓGICOS

Referirse a una única definición alrededor de los conceptos que emergen en la disciplina pedagógica y en la educación en general, es caer en reduccionismos que no permiten ampliar los horizontes de comprensión de cara al desarrollo académico e intelectual por parte de los maestros, por lo tanto, al acercarse al estudio de los fenómenos que surgen en el devenir educativo, pueden ser múltiples las acepciones que se le atribuyen a una sola categoría de análisis.

En este sentido, en el campo de los modelos pedagógicos pueden ser múltiples los conceptos que comparten características similares, como es el caso de los métodos pedagógicos, las tendencias o las corrientes pedagógicas o los enfoques pedagógicos, todos estos conceptos que comparten los mismos cuerpos teóricos y que permiten evidenciar la complejidad que encierra el hecho educativo, no sólo teóricamente sino en el terreno de lo práctico.

Haciendo un recorrido por diferentes corrientes teóricas perviven algunas definiciones que permiten ver elementos en común para referirse a los modelos pedagógicos, por un lado Louis Not (1979) argumenta que “los métodos pedagógicos definen el proceso según el cual se organizan y desarrollan las situaciones educativas”, desde esta perspectiva hay dos métodos, los heteroestructurantes y los autoestructurantes. Esta misma definición será retomada porJulian de Zubiria para argumentar sus posturas teóricas en el texto guía que se presenta para la disciplina.

Por otro lado, para Rafael Flórez Ochoa (1994), los modelos pedagógicos son “unidades de sentido estructurales que por su relación con el contenido desarrollado en las obras pedagógicas y/o con las prácticas de enseñanza que configuran, disponen de un criterio de validación muy próximo, y a la vez sirven como instrumentos de análisis […] tales modelos son categorías descriptivo – explicativas, auxiliares para la estructuración teórica de la pedagogía, pero que sólo adquieren sentido al contextualizarlos teóricamente.” Desde esta perspectiva, los modelos pedagógicos no son únicamente elementos que determinan la práctica educativa, sino que también, permiten describir y explicar la práctica pedagógica con miras al desarrollo teórico de la misma.

MODELO PEDAGÓGICO Y TÉCNICA DE EVALUACIÓN

Dentro del modelo pedagógico de corte academicista o tradicional, instalado en nuestro país a partir del siglo XIX, la evaluación tendía hacia la memorización y repetición de conceptos. Esto es la perspectiva academicista consideraba al estudiante como un recipiente vacío de cultura, que debía ser llenado por un profesor que asumía la figura de maestro y modelo a seguir. De esta manera, los significados y conocimientos previos que los alumnos y alumnas pudieran portar no eran mayormente valorados y de ello se deriva que la evaluación no contemplara una apropiación de los conceptos por parte de ellos. Así, una pregunta propia de una evaluación academicista sería, por ejemplo, repetir de forma exacta las definiciones que el docente dio en clases para ciertos conceptos. Dentro del mismo modelo, además, la evaluación se entiende como equivalente a calificación (toda evaluación implica una nota) y como observación de un producto. Esto último quiere decir que no se está contemplando el proceso de aprendizaje de los estudiantes, sino que se está simplemente corroborando la acumulación de conocimientos lograda en un determinado periodo de tiempo.

Luego se instala el conductismo como práctica pedagógica. El principio central de esta mirada sobre la educación, radica en la concepción de un conocimiento ‘puro’ u ‘objetivo’, es decir, capaz de presentarse sin ningún punto de vista que lo mediatice. Así, el aprendizaje se entiende como la automatización de secuencias estímulo-respuesta: el estudiante repite tantas veces una misma operación, que terminará respondiendo automáticamente frente un estímulo determinado. En el marco de este modelo, la evaluación sigue siendo entendida como producto y como equivalente a una calificación, pero a ello se agrega el uso de preguntas que solamente apuntan a la ejercitación automática y memorística del alumno o alumna. De esta época provienen las denominadas preguntas "cerradas" u "objetivas", muy utilizadas incluso hoy (preguntas con opciones, verdadero o falso, términos pareados, etc.). Así como proyectos elaborados por ellos mismos, pues de eso se trata las nuevas corrientes pedagógicas de hoy en día, que los alumnos elabores y desarrollen su propio aprendizaje.

Esta noción se instala más tardíamente, una vez que se da curso a la actual reforma educacional. En tanto sus principios están anclados en el los modelos pedagógicos cognitivo y constructivista, la evaluación se entenderá desde el primero como proceso (avance desde las habilidades mentales más sencillas a las más complejas) y de acuerdo al segundo como una construcción dialógica

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (35.4 Kb)  
Leer 21 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com