ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Florida Ice and Farm Company (FIFCO)


Enviado por   •  6 de Abril de 2015  •  3.245 Palabras (13 Páginas)  •  405 Visitas

Página 1 de 13

Florida Ice and Farm Company (FIFCO) es una empresa pública costarricense, fundada en 1908, que se dedica a producir y distribuir bebidas y alimentos en Centroamérica, El Caribe y Estados Unidos principalmente, así como a negocios inmobiliarios en la provincia de Guanacaste, Costa Rica, e inversiones varias.

Su sede se encuentra en Costa Rica, y cuenta con operaciones en Guatemala, El Salvador y recientemente en Estados Unidos, al adquirir la empresa North American Breweries (NAB) en octubre de 2012.

Originalmente una compañía cervecera, FIFCO diversificó su portafolio de bebidas durante los años 90, y en la actualidad, cuenta con más de 2.700 productos, entre ellos, cerveza, vino, licores, bebidas alcohólicas saborizadas, así como agua embotellada, jugos, refrescos, néctares, tés, bebidas carbonatadas, bebidas energizantes, leche y derivados, frijoles, conservas, salsa de tomate y productos de panadería. Tiene, en total, más de 5.700 colaboradores y 2.400 accionistas, de los cuales ninguno posee más del 10% de las acciones totales de la compañía.Cultura política y cultura de la política

Las relaciones políticas no pueden estudiarse con base a una estrategia que defina una cultura específica, la que generalmente se denominan como cultura política. Dichas relaciones políticas son en realidad, expresiones peculiares de al cultura ciando ésta se pone en juego en el ámbito de las relaciones de poder, expresiones que generan y son motivadas por el carácter particular que muestran las negociaciones y enfrentamientos políticos. Debido a este proceso generativo no se parte de la noción de cultura política, ni se emplean los procedimientos metodológicos y técnicos asociados a su estudio para abordar los procesos culturales en la esfera política.

La política será vista como expresión de la cultura. Profundizara en los procesos culturales que se pone en juego en las relaciones políticas, especialmente en el ámbito de las negociaciones políticas donde la cultura se convierte en un elemento central. Por otro lado se estudiara como incide la cultura en la esfera política, tomando como hipótesis que la cultura esta sujeta a procesos de reorganización y reconfiguración resultando de interés de los sujetos por modificar su entrono, como resultado de la presencia de la posibilidad y la utopía.

Cultura y objetivación: la cultura de la política.

El papel la cultura en la política es que en ella los sujetos, a través de la acción social, persiguen objetivos o propósitos que pretenden alcanzar con base en el empleo y reorganización de diversos referentes culturales. Dichos referentes son retomados y resignificados con la finalidad de alcanzar ciertos propósitos en el campo de la negociación y enfrentamientos políticos.

Según Malinowski y Edmund Leach, las cartas culturales e hacen coincidir con la negociación y se elaborar buscando nuevas formas de construir el significado desde la perspectiva de los actores. En las negociaciones políticas existe la tendencia a que los sujetos sociales reelaboren el contenido de valores, normas y símbolos e incluso construyan nuevos, todos los cuales son sustento de autoafirmaciones que se expresan en los discursos y se muestran en acciones con los cuales pretenden incidir en las relaciones políticas.

La relación entre la política la cultura en la que el discurso, las actitudes y acciones de quienes se ubican en la esfera de las relaciones políticas consiguen crear nuevas fronteras de significado se llama objetivación. Esta también puede expresarse en el contenido y la organización de las corporaciones políticas y manifestarse en acciones tales como las estrategias de campaña.

La objetivación se refiere al proceso de selección, resignificación e invención de contenidos culturales, los cuales son utilizados para sancionar posiciones y estrategias en la esfera de las relaciones políticas. Sus contenidos se expresan tanto en los discursos políticos, como en cuanto a la forma en que se estructuran ciertas prácticas en el ámbito de las relaciones políticas en base a dichos contenidos.

La objetivación es el proceso mediante el cual se generan las continuas transformaciones en la relación entre cultura y política.

Así mismo la objetivación res uno de los obstáculos más importantes para elaborar tipologías y clasificaciones de culturas políticas en la medida en que la incidencia de la cultura en las relaciones política parece caracterizarse por su constante renovación.

Cultura, nacionalismo y ciudadanos.

A pesar del carácter fragmentado de la cultura puede suponerse un conjunto de creencias más o menos comunes que podrían reunirse en lo que usualmente se denomina como nacionalismo.

El sentido de pertenencia nacional y los derechos inherentes a ésta se manifestarían en el imaginario ciudadano como parte sustantiva de las percepciones sobre la política; por toro lado estas expresiones serían centrales en la negociación política y se manifestarían como elementos de apoyo en las demandas ciudadanas.

Se distinguen tres tipos de nacionalismo:

Federico Heroles: nacionalismo por resistencia.-sus características básicas son la oposición a la integración económica y cultural con otros países y pugna por el fortalecimiento económico y cultural a partir del desarrollo inverno.

Nacionalismo por convivencia.- combina elementos extraídos del elemento por resistencia como soberanía nacional y la independencia del país, pero que postula que la democracia es un ideal a conseguir y para obtenerla, se requiere dosificarla o posponerla a áreas de interés organizativo, partidario, institucional o nacional por la independencia, la soberanía y el desarrollo económico.

Nacionalismo ciudadano.-se ha construido paulatinamente a partir de 1988 despoja al Estado y al PRI del monopolio del nacionalismo al imprimirle un sentido diverso y nuevo a las aspiraciones ciudadanas.

La posibilidad de distinguir actitudes pasivas y activas, subordinadas o participantes, normas de acción que rompen con ciertos patrones tradicionales de comportamiento, vinculados básicamente a conglomerados sociales y fuerzas corporativas permiten pensar que hay procesos en la conformación de una nueva cultura política cada vez más influyente que se explica por la aparición de nuevos actores que orientan la conducta y participación con base en normas de carácter ciudadano.

El contenido del nacionalismo ciudadano es todavía multisemántico. Sin embargo un factor que puede fortalecer si no el nacionalismo ciudadano si la organización ciudadana es l cada vez más restringida respuesta

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (22 Kb)
Leer 12 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com