ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Educación En El Siglo XIX, 1821-1867


Enviado por   •  23 de Septiembre de 2012  •  1.989 Palabras (8 Páginas)  •  1.906 Visitas

Página 1 de 8

Capítulo I La educación en el siglo XIX, 1821-1867

1.1 Las condiciones que impidieron concretar los proyectos educativos durante el siglo XIX.

Las condiciones tanto de vida como de educación en el siglo XIX eran realmente desbalanceadas ya que los de las clases median y baja en particular, sufrían los estragos de una mala organización por parte del gobierno y un notable desinterés en cuanto a la educación se refiere. La educación de mayor calidad se le brindaba a la clase alta que tenía los medios para acudir escuelas que se encontraban en zonas céntricas de la ciudad. En comparación con la clase baja, que tenían la dificultad de no asistir a clases debido a la distancia entre sus hogares y la institución educativa.

Así mismo eran tan pocas las escuelas que se vio la necesidad de sugerir que en cada convento se ubicara un área propiamente acondicionada para una escuela, así todos tendrían más cerca una escuela y acudirían, resultando de esto que la población fuera ilustrada. Como la educación estaba a cargo del clero, se pidió que no se edificaran mas conventos hasta que en cada convento se hiciera lo antes mencionado y sobre todo que se destinaran de uno a dos monjas o frailes para que impartieran la educación gratuita a niños y niñas que tanto se pedía.

Estas recomendaciones no fueron admitidas a discusión. Todos los conventos que se fundaron en ese siglo estaban destinados a brindar educación y asilo a niñas pobres, sin embargo no fue así. Era más la preocupación de los prelados por los derechos de la congregación de regulares de Roma, que prefirieron privar de este privilegio a los pueblos de escasos recursos. La función principal de los conventos no se llevó a cabo dejando a una gran cantidad de niños sin educación y sin refugio como fue previsto primeramente.

El problema de que se brindara educación dentro de los conventos fue que incluían muchas festividades religiosas y no se basaban en la educación que era lo primordial que se había estipulado.

En 1812 por la cortes de Cádiz de bajada en manos de los ayuntamientos el ciudadano de las escuelas elementales y señalaba como promover la educación.

En todos los pueblos de monarquía se establecieron escuelas de primeras letras, en estas se enseñaban a leer, escribir, cantar y el catecismo que era la religión católica en estos años.

El catecismo, la metafísica y la tecnología se convirtieron en pendones del partido político

1.2 Problemas y retos que plantean respecto a la difusión de la educación elemental y pública, la intervención del clero y el propósito de educar a las masas.

Durante el siglo XIX las condiciones educativas estaban sujetas a una serie de factores que marcaban las clases sociales y perjudicaban a las clases medias y bajas del país.

Se brindó la educación gratuita a la clase pobre ya que se esperaba que toda la población fuera ilustrada, pero con lo que no contaban era como ayudar las dificultades de traslado y condiciones de las escuelas.

Abundando conventos, se pedía que existiera una escuela en cada uno de ellos para facilitar el acceso a niños de escasos recursos y que se destinara tanto una parte del convento como aulas y varios religiosos para enseñarles la doctrina y las obligaciones básicas como leer y escribir.

También se requería que estos establecimientos fueran aptos tanto para varones como para mujeres ya que no había oportunidades para ellas porque solo se enfocaban en actividades del hogar como coser, bordar, tejer y otras maniobras dignas de mujeres.

Se estableció que no se concedería licencia para fundar conventos a menos que tuvieran una escuela gratuita en su interior para niños y niñas pobres. Se pretendía que todos adquirieran la educación de manera general y básica: general para que todos tanto niños como niñas tomaran clases y básica para que aprendieran lo que se requería como leer y escribir.

También se establecía que era fundamental y de gran importancia que se educara a las masas y no solamente a una sola persona. Así podrían ir cambiando la manera de pensar no solo de una sola persona, sino de cantidades generales de personas ansiosas de adquirir el conocimiento que se les está brindando y entre todo esto cambiar el futuro y pensar de México.

1.3 Crítica de José María Luis Mora a la educación de su época, y la reforma educativa.

José María Luis de Mora estaba más concentrado en que se educara con calidad que el impacto que podía tener la iglesia en los niños. El pensaba que era necesario meter más materias de interés y que impulsaran el conocimiento universal de cada niño y que se quitarán las inútiles cátedras de teología. La ideología que el presentaba en cuanto a la educación era que era mucho mejor reformar lo ya existente que crear de nuevo.

Jamás fue ministro de educación sin embargo, fue el arquitecto principal de los cambios que ocurrieron posteriormente. Se pretendía eliminar totalmente la influencia que ejercía el clero en la educación, provocando que la iglesia se opusiera, a pesar de esto, la reforma se mantuvo perfectamente dentro de las tradiciones hispánicas. De Mora decía que la educación de los colegios era más bien monacal que civil.

La vida de los estudiantes estaba llena de oraciones, santos y fiestas patronales que de conocimientos universales. En dichos colegios se hacía caso omiso a las materias relativas a la sociedad de la época, el derecho constitucional, la economía política, la historia, el comercio y la agricultura. Este tipo de educación que brindaba el clero no fomentaba el espíritu de investigación y de duda que podía hacer mejores estudiantes y personas ilustradas de sociedad.

El mismo Mora reconocía que de los colegios liderados por frailes y monjas habían salido muchos hombres buenos como él mismo, sin embargo se habían visto obligados a

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (12.1 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com