ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Resumen Del Camino Del Lider


Enviado por   •  11 de Julio de 2015  •  3.083 Palabras (13 Páginas)  •  161 Visitas

Página 1 de 13

EL CAMINO DEL LIDER

AUTOR: DAVID FISHMAN

La autoestima supone, ser consiente de nuestros actos y estar conscientes significa darnos cuenta de nuestro comportamiento subconsciente.

Autoestima implica conocerse a sí mismo.

Según Branden, las personas que tienen baja autoestima se sienten poco valoradas, poco respetadas y poco competentes.

Según Branden, la autoestima tiene dos ejes: la capacidad de sentirse competente y seguro, y la capacidad de valorarse y respetarse así mismo.

Cuando los gerentes tienen baja autoestima:

 Actúan como una liga que esta presionada hacia abajo y que ejerce una fuerza para regresar a su posición original. Esa fuerza trata de elevar la AUTOESTIMA pero no logra ningún resultado.

 No se sienten competentes necesitan creer que los demás son menos que él.

 Tienen excesivos celos profesionales y la inseguridad para comunicar sus ideas.

Lo más trágico de la autoestima es que la persona no es consciente de sus conductas. Se tratan de procesos subconscientes que vienen desde la niñez; para elevar la autoestima se requiere de una terapia psicológica que permita a las personas tomar conciencia de conducta e ir construyendo.

La profecía que se cumple así misma ocurre cuando tenemos una creencia tan profunda que actuamos como si esta fuese verdad. Como consecuencia, nuestros comportamientos terminan haciendo realidad la profecía.

Cuando se cree alguna cosa ocurrirá, los comportamientos hacen que ésta ocurra, todo tiene dependencia directa con lo que se piensa de ante mano pues se crean las condiciones para ello.

Se debe evitar tener malas creencias, a futuros y pensar que su sucesión se dará solo si nosotros creemos que ocurrirá, como no evaluar mal a alguien por la impresión, porque esto nos puede llevar a perder una gran oportunidad con su potencial humano.

Nuestra mente es como un iceberg: una pequeña parte, el consiente, aparece sobre el agua, pero otra, bastante mayor, está sumergida; y en muchas ocasiones estamos actuando desde la parte sumergida, el subconsciente.

Es necesario tomar conciencia de nuestros errores y defectos aunque en muchos casos es imposible darse cuenta de estos y los que la notan son los demás.

Es muy difícil lograr que los demás le digan a uno lo que piensan de él por lo cual se debe mejorar el clima de confianza para que se sientan en el deber de decir a uno sus defectos.

Son comunes las reacciones explosivos de ira o desproporcionadas, y no dejamos a las personas terminar de explicar su punto de vista, nuestras mentes interpretan una percepción de la realidad y no la realidad absoluta,

El ser humano tiene “botones” que al ser presionados generan conductas explosivas que destruyen la comunicación.

Existen dos causas que originan esta reacción: 1) Tener una niñez traumática y 2) El estrés en el trabajo: A medida que tenemos más problemas, las frustraciones, tensiones y miedos se acumulan hasta que explotamos.

El principal disparador de la ira es sentirnos en peligro físico, un antídoto es pensar más en los demás y tomar una actitud de servicio. Otro antídoto es la respiración, respiremos profundamente y cortemos los cables mentales que unen los botones con nuestro cuerpo.

Cuantas veces quedamos esperando que los éxitos nos vengan de pura suerte o damos excusas para encubrir nuestra falta de responsabilidad y perseverancia.

Salvarse de una sanción o de perder la concepción "yo puedo" crea la cultura de la excusa, haciéndonos perder la posibilidad de superación, la excusa evita la corrección de errores.

La excusa solo logra privarnos de conocer nuestras verdaderas eficiencias hasta el extremo de creer nosotros mismos en la mentira que representa, el error no es malo.

En nuestro medio la perseverancia no es una actitud muy popular; de niños nos acostumbraron a gratificaciones inmediatas, al buscar gratificaciones inmediatas y no encontrarlas, empezamos a desmotivarnos.

La perseverancia requiere que confiemos en nosotros mismos, que seamos capaces de salir adelante por nuestro propio esfuerzo.

Para tener perseverancia, se necesita fijarse metas, pero estas deben estar orientadas al corto plazo, por lo tanto no han de abarcar mucho, sino ser pequeños para que la motivación siga en pie.

Fijarse metas es de mucha trascendencia, aprender de los errores pasados y ser perseverantes, aunque los fracasos están a la orden del día, simplemente remediarlo fijando metas concretas y posibles.

En la vida todos tenemos un propósito especial que debemos saber reconocer.

La persona que quiere recorrer el camino del líder debe reconocer ese propósito y orientar todas sus energías a lograrlo.

Pero recuerde que el liderazgo no es un destino sino un viaje, y la visión sólo nos traza la dirección.

Cuando la visión se convierte en una meta a alcanzar para elevar nuestro ego pierde su razón de ser.

Todos tenemos algo que nos apasiona, uno siente pasión por algo que le agrada hacer, pero la pasión no siempre depende de situaciones ni de elementos externos a nosotros. La llevamos dentro y depende solo de nosotros saber acceder a ella y canalizarla hacia nuestras metas en la vida.

CONÓZCASE A SÍ MISMO: Somos seres humanos pero en realidad nos deberíamos llamar “haceres humanos”. Nos pasamos la vida apuradas haciendo cosas, sin tiempo para nosotros mismos.

DEFINA SU VISIÓN: En la quinta disciplina, SENGE menciona que la visión es como una liga ubicada entre nuestras manos. La visión debe ser una imagen del futuro inspiradora pero alcanzable.

TRATE DE ALINEAR LA VISIÓN DE LA EMPRESA CON SU PROPIA VISIÓN: Una vez que sepa lo que quiere y le apasiona, examine la visión de su empresa. Encuentre algo que le fascine hacer y nunca tendrá que trabajar un día más en su vida.

Hoy en día la paciencia es una cualidad olvidada. Los cambios y la tecnología nos acostumbran a esperar resultados inmediatos.

La

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (20.1 Kb)  
Leer 12 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com