ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Zapatero a tus zapatos


Enviado por   •  13 de Agosto de 2021  •  Ensayos  •  1.584 Palabras (7 Páginas)  •  19 Visitas

Página 1 de 7

[pic 1]

Actividad “Zapatero a tus zapatos”

Presentado por:

Matías Gómez Buitrago – U00030870

Identidad 55779

Presentado a:

Manuel José Acebedo Afanador

Departamento de Estudios Sociohumanísticos

Universidad Autónoma de Bucaramanga

Bucaramanga, Santander

14/03/2021 

  1. El protagonista, Max Simkin, es zapatero y dirige un negocio familiar, de reparación de calzado, que se ha sostenido de generación en generación. Este, al ver desfilar todo tipo de clientes en su negocio, entre los cuales se encontraban hombres, mujeres, niños, personas adineradas y bellas, otras no tanto, de diversas posiciones sociales, entre otras, que recurren a él para que les arregle sus calzados, no puede dejar de desear otra suerte para su existencia, debido a su gran inconformismo con su vida y la envidia dentro de él para con los demás. Un día, se le averió su máquina de coser mientras laboraba, por lo que, para poder cumplir con una entrega pactada con un cliente, recurre a una vieja máquina para coser zapatos pertenecientes a la herencia familiar. Max, al poco tiempo, y al probarse los zapatos que reparó del cliente, descubre por casualidad, que cuando repara los zapatos con el anticuado artificio y, posteriormente los calza, sucesos mágicos comienzan a suceder, pues es capaz de adoptar la apariencia física, a su vez que la voz, del dueño o propietario de aquellos. Al darse cuenta de tal acontecimiento tan sorprendente, y luego de analizar la situación tras el choque que produjo el impactante hecho, Max comienza a pensar en las infinitas posibilidades que podría tener con esta “fuente mágica”, donde, ignorando toda responsabilidad, solo se interesa por todo aquello que en su vida corriente no podría adquirir o poseer debido a su limitada capacidad económica, por lo que se evidencia, en esta primera instancia, un personaje que se enajena de sí mismo, de su personalidad y de su esencia, para pretender fines individualistas, egoístas y amorales, persiguiendo lo fatuo, lo superfluo, los bienes materiales y todas aquella representaciones baladíes que se plantean a lo largo del desarrollo del film, con el único objetivo de satisfacer su vanidad, sus placeres y sus deseos reprimidos, que antes de descubrir el potencial del antiguo aparato no le hubiesen sido posibles de manifestar. En la segunda instancia, ya con un protagonista más consciente de la responsabilidad que acarrean sus actuaciones al adoptar el cuerpo de los dueños de los zapatos que repara, y con una visión menos individualista y más social, se propone hacer uso de estas habilidades para ayudar a las personas.

El protagonista busca, en esa primera instancia anteriormente mencionada, transformarse en otro exclusivamente para su goce e incluso para su descaro, implicando el disfrute y la satisfacción de sus propios y egoístas intereses; mientras que en la segunda instancia, el protagonista, al concientizarse de que no es solo dicha, sino también responsabilidad y adversidad, y, aunque siguiese pretendiendo beneficios a raíz de esa habilidad, su mentalidad a la hora de actuar había cambiado, pudiendo así manifestarse un componente más social que individual.

  1. En la vida, nos encontraremos con toda seguridad, con toda clase de situaciones y dificultades que tendremos que afrontar y superar, así como con toda clase de personas, cada una con un contexto diferente, con un modo de pensar y actuar condicionado por sus vivencias, sus costumbres, los entornos en los que se desarrollaron, y demás, que, a su vez, determinarán su perspectiva ante las diversas situaciones particulares que se les presenten a lo largo de su existencia. Es por eso, que como dice el refrán popular, hay que ponernos en los zapatos del otros, pues esto, además de ser un mecanismo de empatía, elemento clave para la inteligencia emocional, entendido como la capacidad de ser consciente y considerado con los sentimientos y las emociones de los demás, constituye a su vez, un mecanismo de reflexión, autocrítica y socialización, pues nos permite llegar a la conclusión de que no podemos asumir que nuestros puntos de vista, nuestros pensamientos, nuestras actuaciones, etc, sobre alguna situación o hecho en concreto, son las únicas válidas o correctas, sino que, al contrario, hace darnos cuenta de que debemos contemplar las demás opciones, de que debemos analizar los puntos de vista y las perspectivas de los demás, de reconocer que existen otras alternativas, otras posiciones, otras formas y maneras, ajenas a las propias de nosotros, que pueden ser tanto de utilidad, como de aprendizaje, concediendo una visión más amplia, más crítica y mejor fundamentada, que nos ofrece la posibilidad de ser más asertivos y tomar así, mejores decisiones sea cual sea el contexto o el panorama.

  1. La soledad es un tema puede ser vinculada a los sentimientos de incomprensión, tristeza, inseguridad, desamparo, entra otros, que, en los peores casos, puede ocasionar un alto riesgo de contraer muchas enfermedades, incluidas las del corazón, la presión arterial alta, el Alzheimer, así como trastornos psicológicos y emocionales como la depresión, la ansiedad, las adicciones, la baja autoestima, pensamientos suicidas, etc. Si bien, es un tema que ha estado presente desde tiempos remotos, hoy en día, es una cuestión que es abordada más que nunca antes, debido a la evolución de las relaciones interpersonales, siendo estas determinadas por nuevos parámetros que el entorno globalizado en que ahora nos vemos envueltos, ha venido imponiendo poco a poco, dando cabida a, por ejemplo, la exclusión o el mal visto de integrar a determinados sujetos de una comunidad social debido razones como la ropa que usan, su estatus socioeconómico, sus gustos o preferencias, sus ideales, sus conocimientos en un tema tendencia, sus características fenotípicas, la exteriorización en el mundo de sus maneras de pensar, etc, siendo cada vez más encasillada, regulada y definida la posibilidad de interactuar tanto con el mundo, como con los demás, provocando lastimosamente, ese sentimiento rechazo y, por ende, de soledad a quienes lo padecen.

Sin embargo, queremos, entre todo lo malo ver lo bueno, y por ende, expresar algunos de los beneficios que tendría esta condición o situación, que por no ser eterna, depende de cada uno cómo logra tenerla a su favor. Evidentemente, se es necesaria la inteligencia emocional, a la vez que nuestra voluntad de querer escapar de ese estado, o si quiera aprender de este, y tomar como ventaja algunas de las cosas que esta ofrece, que se mencionan a continuación.

Entre algunos de los puntos a favor, o beneficios que tendría esta situación de soledad, encontramos en primer lugar, un espacio de reflexión, un tiempo en donde podamos vernos y encontrarnos a nosotros mismos, evaluarnos subjetiva y objetivamente, concluir en qué fallamos y en qué debemos mejorar, etc. Asimismo, resulta provechoso, entendiéndose desde la perspectiva en que nos da el lujo de alejarnos de cualquier tendencia distractora que pueda interferir negativamente en la consecución de metas y objetivos que nos planteemos llevar a cabo. Es por lo anterior, que la soledad puede ser entendida como una situación que favorecerá nuestro rendimiento personal en diversos ámbitos, como, por ejemplo, en el correspondiente a la capacidad para pensar y analizar más críticamente, pues dada la carencia de distractores, aporta en mayor medida para concentrarnos y enfocarnos más hacia la búsqueda de determinado resultado intelectual. No obstante, puede la soledad también, otorgarnos valiosos elementos y criterios para reforzar nuestra empatía, pues dada la situación en la que nos vemos sumidos personalmente, podemos ser más comprensibles con los sentimientos y las emociones de alguna persona que pueda estar pasando por alguna circunstancia similar, y poder así, ser una mano amiga que pueda, siempre en lo posible, extenderse a todo aquél que se encuentre hundido y la necesite, resultando benéfico también en nuestra escogencia y establecimiento de mejores vínculos sociales. Y, finalmente, como última característica entre tantas que hay, encontramos que nos hacemos personas más autónomas y más independientes, debido a que, al encontrarnos sólo con nosotros mismos, somos más conscientes de nuestras responsabilidades y deberes, aumentando la productividad de nuestro tiempo.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.1 Kb)   pdf (76.9 Kb)   docx (16.1 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com