ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Psicologia Como Ciencia


Enviado por   •  26 de Noviembre de 2011  •  1.885 Palabras (8 Páginas)  •  551 Visitas

Página 1 de 8

"En todo momento, la psicología ha procurado por todos los medios ser ciencia; y en principio, la ciencia se abstiene de toda especulación no penetrada y consolidada por los hechos. Sin embargo, en toda la ciencia psicológica no hay hechos suficientes para fundar un sistema único y sólido".

Sabemos también que esta problemática ha estado ligada (en un sentido causal) al otro viejo problema de la psicología: la definición de su objeto, el cual, a su vez, condiciona el método a emplear para su estudio y exploración* Objeto y método, pues, (los 2 problemas esenciales para definir una ciencia) en el caso de la psicología, han estado fuertemente condicionados por el previo criterio de "ciencia" que se sustente, con lo que tenemos instalado el problema epistemológico en el corazón y razón de ser misma de la psicología; situación contraria, en términos generales, a lo que observamos ocurre en las ciencias físico naturales, donde primero hay un objeto claro y definido sobre el cual interrogar y, luego, van elaborándose gradualmente los métodos idóneos para obtener la respuesta a tales interrogantes. Así ha sido (y en gran medida sigue siéndolo) en la física, la astronomía, la química, la biología, etc. La materia, los planetas y sus movimientos, las estrellas y galaxias, el átomo, las moléculas, células y organismos son, qué duda cabe, los objetos y fenómenos sobre los cuales estas ciencias indagan, se han constituido y se han desarrollado. Claro está que dicho en forma simplificada, pues "aquello" sobre lo que se indaga va a sumiendo distintos matices y delimitaciones a partir del propio desarrollo del conocimiento científico. Lo que se quiere destacar en definitiva es que, más allá de los problemas que plantea el propio concepto de "materia", "energía" o "vida", no han existido demasiadas dudas a lo largo de la historia de la ciencia respecto a qué estudiar y qué explicar en tales disciplinas.

Es aquí donde, ante el enorme desarrollo científico-técnico sobrevenido durante este último siglo, ante la implementación de vocabulario científico en las vidas cotidianas, en fin, ante la “sustitución de Dios por la Ciencia” como poseedora de la verdad y como omnipotencia, debemos preguntarnos con mucho cuidado ¿qué significa eso de científico? Y después, concretamente, ¿es la Psicología una ciencia?, y si no lo es ¿de qué se trata? Otras muchas cuestiones pueden surgir (y de hecho surgen) en torno a la Ciencia pero, como en toda argumentación es necesario seguir una línea definida y marcada, que es lo que se pretende hacer a lo largo del trabajo.

Para poder abordar el concepto de ciencia trazaré una primera línea en la siguiente afirmación: “epistemológicamente no hay más que dos posibilidades para un discurso con forma teórica: o es ciencia o es ideología” (Braunstein, M.; y otros, Psicología: Ideología y Ciencia, México, 1975, Pag 1.). De esta afirmación surge una dicotomía cuyos elementos debo aclarar.

Por una parte nos encontramos con el concepto Ideología, el cual, en esta ocasión, adquiere un sentido epistemológico. Así ideología se identificaría con un conjunto de representaciones “espontáneas” y “naturales” que operan a partir de las apariencias y que se limitan a describir lo evidente sin que en el transcurso de su discurso se produzca una ruptura, un salto que permita explicar cómo se producen dichas apariencias. En este sentido, ideología podría asimilarse al concepto de pre ciencia planteado por algunos teóricos (Ej. Thomas Khun), pero la gran diferencia consiste en que esta última mediante la sistematización y la explicación podría linealmente constituirse en ciencia, y una ideología necesita de una ruptura con el conocimiento aparente que la constituye. Por otro lado nos encontramos con el otro elemento de la dicotomía introducida: el concepto Ciencia. Así, a grandes rasgos, la ciencia es una forma de saber que, alejándose del conocimiento evidente que nos muestran los sentidos y las ideas, busca un orden explicativo de esa evidencia mediante la construcción de un arsenal teórico constituido por objetos, conceptos y teorías, utilizando para ello una serie de métodos que vendrán determinados por el objeto de estudio al que se refieren. Es ésta, quizás, la base primordial de la definición de ciencia, pero sabemos que no acaba y que se complejiza a partir de aquí, pero con esto basta por ahora.

Entra ahora en nuestro cometido, si debemos analizar la Psicología como ciencia en los términos antes tratados, pasar a una definición aceptable de la misma Psicología. Para ello remitirnos a autores parece una misión imposible ya que podemos encontrar casi una definición por cada uno de ellos, por lo que si sacásemos algo en común de muchos de ellos, no sin riesgo y no sin razones, sería: “La Psicología es la ciencia que trata de explicar la conducta”. Pero ¿cómo se concibe entonces la “conducta”? Pues conducta sería “la respuestas de un organismo a los cambios del medio” (Smith y Smith, La conducta del hombre, Buenos Aires Eudeba 1963).

Parece entonces que ya tenemos definición y objeto de estudio de nuestra ciencia psicológica, pero, ¿plantea algún problema de cientificidad un objeto de estudio así planteado. El primer problema es que este objeto de estudio no le es propio a la Psicología, sino que ya pertenece a otra ciencia ya constituida, esto es, a la Biología, y más concretamente a la Fisiología Funcional, con lo que el límite

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.1 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com