ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Resumen 2º Parcial Psicologia Catedra Colombo


Enviado por   •  28 de Octubre de 2012  •  11.406 Palabras (46 Páginas)  •  603 Visitas

Página 1 de 46

Unidad 4: La descentralización de la consciencia: la eficacia de la actividad psicológica consciente.

Conferencia I

El centro de los distintos sistemas psicológicos, estaban centralizados en la consciencia. Luego, aparece la descentralización de esta. No existió como concepto teórico el inconsciente antes de Freud. La teoría del psicoanálisis remite a un método de interpretación de las conductas (Tratamiento), como método de investigación. Todas están asociadas e interactúan.

Freud, austríaco, nació en 1856/1931, era neurólogo y judío exiliado.

Breuer aplicó por primera vez el psicoanálisis en una muchacha afectada de histeria. La paciente, era intelectualmente muy dotada, desarrolló en el trayecto de su enfermedad que se extendió por dos años, una serie de perturbaciones corporales y anímicas que debían tomarse con seriedad. Cualquiera pensaría que se trata de una enfermedad cerebral que no tiene restablecimiento. Si ese cuadro clínico aparece en una joven a quien una indagación objetiva demuestra que sus órganos vitales son normales, pero que ha experimentado violentas conmociones de ánimo, los médicos no la juzgarán grave. Pero dicha enfermedad recibía el nombre de HISTERIA: afección que había ganado la desacreditación de los médicos porque dichas enfermas eran consideradas simuladoras/engañosas. Tenían parálisis y otro tipo de afección del tipo funcional, pero en el cual no había una causa del orden de lo físico para explicarlo. Sin embargo, Freud no desacredita a la histeria. En parís toma contacto con Breuer y Charcot, quien utilizaba la hipnosis para estudiar a la histeria. El mandato, el poder del médico lleva al paciente a otro estado de consciencia, donde hay recuerdos dolorosos, experiencias del mismo orden que hacen que muchos síntomas, caigan. Pero lo que no cesa es la producción del síntoma independientemente de cual sea.

La neurosis era considerada una de las enfermedades de los nervios. Freud habla de psiconeurosis, para diferenciar de las enfermedades neuronales.

Todos los síntomas de las histéricas habían nacido como unos restos, de vivencias plenas de afecto a las que por eso hemos llamado “traumas psíquicos” y su particularidad se establecería por la referencia a la escena traumática que los causó. Estos traumas, vienen de una carga de afecto que puede moverse o concentrarse. Los hechos traumáticos, provocan un conflicto. Cuando las cargas de afecto no llevan un curso normal, quedan separados de los afectos. Cuando el afecto toma otro camino, también toma otras ideas. Hay una disociación entre la idea y la carga de afecto. La idea en sí misma cae pero la energía queda. La histeria es un trauma psíquico, donde la idea y el afecto quedan desasociados. Y se expresa en el cuerpo.

A diferencia de la medicina, en el psicoanálisis todo es diverso. En el tratamiento analítico no ocurre otra cosa que un intercambio de palabras entre el analizado y el médico (transferencia). El paciente habla, cuenta sus vivencias pasadas y sus impresiones presentes, se queja, confiesa sus deseos y sus mociones afectivas. El médico empuja su atención en ciertas direcciones. La conversación en que consiste el tratamiento psicoanalítico no soporta terceros oyentes; no admite ser presentada en público. El psicoanálisis se aprende primero en uno mismo, por el estudio de la personalidad propia.

Para los médicos, sus casos deben tener un fundamento anatómico, por eso no consideran y les es ajeno el modo de pensamiento psicológico,

La primera de las aseveraciones ingratas del psicoanálisis dice que los procesos anímicos son en si y por si inconscientes y los procesos conscientes son apenas actos singulares y partes de la vida anímica total., Estamos habituados a identificar a lo psíquico con lo consciente. A la consciencia la consideramos directamente el carácter definitorio de lo psíquico y a la psicología la doctrina de los contenidos de la consciencia. Su definición de lo anímico dice que consiste en procesos del tipo del sentir, el pensar, el querer: y se ve obligado a sostener que hay un pensar inconsciente, hay un querer inconsciente.

Conferencia 17: el sentido de los síntomas

Los síntomas neuróticos tienen su sentido, como los fallidos y los sueños, y como estos, su nexo con la vida de las personas que los exhiben. La llamada neurosis obsesiva no es tan estridente como la histeria, renuncia casi por completo a manifestarse en el cuerpo y crea sus síntomas en el ámbito del alma. La neurosis obsesiva y la histeria son dos formas de la contracción de la neurosis.

La neurosis obsesiva: los enfermos son ocupados de pensamientos que en verdad no les interesan, sienten en el interior de sí impulsos que les parecen muy extraños y son movidos a realizar ciertas acciones cuya ejecución no les depara contento alguno, pero les es imposible omitirlas. Los pensamientos pueden dar una impresión tanto infantil como disparatada, pero casi siempre tienen un contenido espantable, como tentaciones a cometer delitos, etc. Jamás llegan esos impulsos a ejecutarse, lo que se ejecuta son las llamadas acciones obsesivas: repeticiones sobre la vida cotidiana que se convierten en tareas fastidiosas. El enfermo sólo puede desplazar, permutar, poner en lugar de una idea estúpida otra de algún modo debilitada, avanzar desde una precaución o prohibición hasta otra y ejecutar un ceremonial en vez de otro. La duda se hace valer en el campo intelectual y poco a poco corroe aún aquello de que solemos estar seguros al máximo. La psiquiatría le da nombres a las diversas obsesiones, y a los enfermos los denomina como “Degenerados”.

EL PSICOANÁLISIS

La enseñanza del psicoanálisis tiene desde el comienzo, un obstáculo: sus hipótesis contradicen los puntos de vistas corrientes. Freud definía a este como un tratamiento especial de la neurosis que se diferencia de la manera en que la medicina y la psiquiatría se enfrentan tales perturbaciones (estas disciplinas limitaban sus enfoques a los factores anatómicos, físicos, químicos a la hora de determinar las causas de las enfermedades). Freud aporta una nueva concepción del sujeto y un arsenal de términos que han quedado en el uso cotidiano (inconsciente, represión, sexualidad, sentimiento de culpa, angustia, etc.) Freud se apartó de toda concepción que redujese el sujeto a causas biológicas.

La mirada positivista de la época, planteaba que lo psíquico no se amoldaba a los requisitos del método experimental. Por eso es que la psicología previa a

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (69.9 Kb)  
Leer 45 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com