ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

CONTEXTO Y VALORACION DE LA PRACTICA DOCENTE


Enviado por   •  25 de Febrero de 2013  •  4.185 Palabras (17 Páginas)  •  786 Visitas

Página 1 de 17

COMO AFECTA EL MALTRATO EN EL AULA

Las dificultades emocionales y de la conducta en los escolares constituyen un serio y difícil problema tanto para la educación y la salud mental de los estudiantes como para los padres cuyos hijos no logran en la escuela un rendimiento acorde con sus esfuerzos y expectativas. La mayoría de los alumnos que presentan dificultades emocionales y conductuales poseen alteraciones en su desarrollo cognitivo, psicomotor o emocional, sin que –en general– puedan ser asignados a categorías diagnósticas específicas tales como retardo mental, síndrome de déficit atencional o trastornos específicos del aprendizaje.

Es necesario estudiar los efectos que tienen las diferentes formas de maltratos físicos y psicológicos con relación al aprendizaje en niños/as del Nivel Básico para señalar medidas que eliminen y controlen las limitantes en el aprendizaje de éstos niños.

Debido al incremento en el déficit en el aprendizaje y el poco interés que presentan los niños/as en el aprendizaje, es necesario conocer las variables de estos maltratos y sus efectos en niños/as de edad escolar.

Esta investigación es conveniente desde el punto de vista psicológico y social, porque contribuirá al mejoramiento del aprendizaje en estos niños/as, atendiendo a las necesidades específicas de éstos.

Para la universidad esta investigación servirá como referencia para estudios posteriores.

El informe final que se presenta lleva como título: Incidencia del Maltrato Físico y Psicológico en el Rendimiento Escolar en Niños/as del 1er Ciclo del Nivel Básico, en el Centro Educativo Villa Ortega, Hato Mayor del Rey. Distrito 05-04. El maltrato a los niños es un problema universal que ha existido desde tiempos remotos, sin embargo es en el siglo XX con la declaración de los derechos del niño (O.N.U. 1959), cuando se le considera como un delito y un problema de profundas repercusiones psicológicas, sociales, éticas, legales y médicas. La investigación norteamericana sitúa el comienzo de la sensibilización mundial cuando investigadores como Kempe, Silverman, Steele, y otros, en 1962 etiquetaron el llamado Síndrome del niño maltratado.

La necesidad de este informe se basa en la frecuencia con que los niños manifiestan deficiencias de aprendizajes y conductas tales como: agresividad, apatía e intolerancia, entre otras que sirven como indicadores de maltrato infantil; los centros educativos no están ajenos a esta problemática, ya que los docentes después de los padres, son los que mantienen mayor contacto con los niños/as que estudian en los diferentes centros educativos.

Se considera importante el tema, ya que es necesario estudiar los efectos que tienen las diferentes formas de maltratos físicos y psicológicos con relación al aprendizaje en niños/as del Nivel Básico para señalar medidas que eliminen y controlen las limitantes en el aprendizaje de éstos niños. Debido al incremento en el déficit en el aprendizaje y el poco interés que presentan los niños/as en el aprendizaje, es necesario conocer las variables de estos maltratos y sus efectos en niños/as de edad escolar.

El comportamiento de los niños maltratados ofrece muchos indicios que delatan su situación. La mayoría de esos indicios son no específicos, porque la conducta puede atribuirse a diversos factores.

Sin embargo, siempre que aparezcan los comportamientos que señalamos a continuación, es conveniente agudizar la observación y considerar el maltrato y maltrato entre sus posibles causas:

• Las ausencias reiteradas a clase.

• El bajo rendimiento escalar y las dificultades de concentración.

• La depresión constante y/o la presencia de conductas autoagresivas o ideas suicidas.

• La docilidad excesiva y la actitud evasiva y/o defensiva frente a los adultos.

• La búsqueda intensa de expresiones afectuosas por parte de los adultos, especialmente cuando se trata de niños pequeños.

• Las actitudes o juegos sexualizados persistentes e inadecuadas para la edad.

Independientemente de las secuelas físicas que desencadena directamente la agresión producida por el maltrato físico o sexual, todos los tipos de maltrato infantil dan lugar a trastornos conductuales, emocionales y sociales. La importancia, severidad y cronicidad de estas secuelas depende de:

• Intensidad y frecuencia del maltrato.

• Características del niño (edad, sexo, susceptibilidad, temperamento, habilidades sociales, etc).

• El uso o no de la violencia física.

• Relación del niño con el agresor.

• Apoyo intrafamiliar a la víctima infantil.

• Acceso y competencia de los servicios de ayuda médica, psicológica y social.

En los primeros momentos del desarrollo evolutivo se observan repercusiones negativas en las capacidades relacionales de apego y en la autoestima del niño. Así como pesadillas y problemas del sueño, cambios de hábitos de comida, pérdidas del control de esfínteres, deficiencias psicomotoras, trastornos psicosomáticos.

En escolares y adolescentes encontramos: fugas del hogar, conductas autolesivas, hiperactividad o aislamiento, bajo rendimiento académico, deficiencias intelectuales, fracaso escolar, trastorno disociativo de identidad, delincuencia juvenil, consumo de drogas y alcohol, miedo generalizado, depresión, rechazo al propio cuerpo, culpa y vergüenza, agresividad, problemas de relación interpersonal.

"Diversos estudios señalan que el maltrato continúa de una generación a la siguiente. De forma que un niño maltratado tiene alto riesgo de ser perpetuador de maltrato en la etapa adulta".

Desarrollo de la conducta agresiva. La agresión se define como el comportamiento tendiente a perjudicar o lastimar a otra persona.

Cambio de la agresión relacionado con la edad. Se observan diferencias caras en la forma y en la frecuencia de la agresión del niño.

Este tipo de agresión física es más común en los niños más pequeños, por ser limitadas sus habilidades verbales y sociales. En general, intenta obtener un objeto que sea, lo lastimar ni dañar a otra persona. Se da el nombre e agresión instrumental a esa conducta o a la protección del espacio de juego. Se le llama agresión hostil ni quiere lastimar o dañar a alguien.

Con

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (28.6 Kb)  
Leer 16 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com