ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Infancia Y Concepcion Del Niño En La Francia Del Antiguo Regimen


Enviado por   •  24 de Octubre de 2011  •  2.432 Palabras (10 Páginas)  •  1.724 Visitas

Página 1 de 10

Introducción

Hasta aproximadamente el siglo XVII, el arte medieval no conocía la infancia o no trataba de representársela; nos cuesta creer que esta ausencia se debiera a la torpeza o a la incapacidad. Cabe pensar más bien que en esa sociedad no había espacio para la infancia.

El concepto y la experiencia de la infancia son productos sociales e históricos. La infancia puede ser analizada, por tanto, según dos dimensiones principales, distintas aunque articuladas entre sí: por un lado, en su dimensión histórica y, por el otro, en su dimensión epistemológica.

Históricamente, la infancia se muestra como una construcción vinculada a contextos sociales específicos. El trabajo pionero de Philippe Ariès sobre la vida privada en el Antiguo Régimen ubica el surgimiento del sentimiento de infancia entre los siglos XVI y XVII de la Europa en transición hacia la Modernidad. El autor demuestra que el sentimiento moderno de amor y cuidado por parte de los adultos hacia los niños y niñas no fue una constante del devenir histórico, sino una novedosa práctica social. A partir de allí, numerosos trabajos en historia han dado cuenta del fenómeno social y cultural de la infancia.

Este análisis está comprendido por cuatro temas importantes los cuales se desarrollarán en este escrito:

• Los diversos conceptos sobre la infancia

• Las actitudes modernas hacia la niñez y la familia: la distinción entre el contexto urbano y rural

• La representación de la maternidad y la paternidad y el papel de la familia en el cuidado y educación de los niños

• Los modelos de crianza: uno basado en los avances científicos y el otro centrado en la herencia cultural transmitida

Conoceremos cómo fue evolucionando las concepciones que se tenían del niño, la educación y los factores que influyeron en estos cambios. Durante ese período el interés por la educación estuvo relacionado con los cambios culturales, políticos y sociales de ese entonces.

Se podrá identificar las actitudes modernas hacia la niñez y la familia, las cuales se originaron, entre otros factores, por la influencia de las ideas de los pensadores de esa época.

Comprenderemos que la representación de la maternidad y la paternidad y el papel de la familia en el cuidado y educación de los niños también fueron objeto de un proceso de transformación gradual y finalmente las relaciones entre padres e hijos se orientaban bajo dos modelos de crianza aparentemente contradictorios: aquel que aludía a comportamientos basados en los avances científicos y médicos, así como las ideas sobre una nueva concepción de vida, hombre y niño; y otro, que se orientaba por la idea de la herencia cultural transmitida de generación en generación, esto es, por actitudes y formas de actuar intuitivas y tradicionales.

Los diversos conceptos sobre la infancia

“En la sociedad medieval no existía el concepto de niñez”, Aries un autor, adquirió fama ya que decía que en la edad media los niños hayan sido maltratados, él considera que un concepto de infancia tal y como nosotros lo conoceríamos. “Los niños –argumentaba- no eran vistos como inocentes, no había juegos ni ropa diseñada exclusivamente para ellos…en el transcurrir del tiempo ha habido cambios en los conceptos de la niñez. Durante el siglo XVII surgió la idea de percibir a los niños como pequeñas criaturas divertidas a las que había que consentir y el otro nuevo concepto señalaba que no se debería escatimar ni tiempo ni esfuerzo en llevar a los niños a situarse en la necesidad de la salvación cristiana…La obligación de obediencia a los padres y sobre los peligros de prescindir del castigo. Los padres de familia y la iglesia estaban unidos en la tarea de asegurar que se orientara a los niños hacia el bien y se les alejara del mal…”

En la cita textual anterior habla de que durante la edad media no había ningún intento por tomar en cuenta el cuidado y los derechos de los niños o algún tipo de cuidado para ellos a favor del bienestar de este periodo en formación llamado infancia o niñez al contrario algunos niños eran tratados como esclavos y maltratados.

Reiteremos entonces que la cuestión del origen de la concepción moderna de la infancia nos remite a un estudio que hoy se considera clásico y que representa un punto de referencia constante para esta temática: El niño y la vida familiar en el Antiguo Régimen del historiador francés Philipe Ariès (1973, 1986,1987).

Ante todo, Ariès desea hacer visible cómo la actitud de los adultos frente a la infancia ha cambiado en el curso de la historia, y sigue cambiando hoy en día de manera lenta y en ocasiones imperceptibles para nosotros como contemporáneos.

La novedad de la obra de Ariès consistió en desarrollar una historia de la evolución de las diversas actitudes mentales de la familia hacia los niños. Según el historiador francés, se pasa de una sociedad amplificada en la que el niño, cuando apenas era capaz de valerse por sí mismo, vivía ya como adulto en medio de los adultos, "libre", en cuanto ser autónomo y productivo, a una sociedad que se encierra en núcleos familiares, privatizando a la infancia y segregándola mediante diversos sistemas "educativos" que implican la intervención de la autoridad paterna y la vida regulada por regímenes disciplinarios, ya sea en el seno de la familia o en la escuela.

Las actitudes modernas hacia la niñez y la familia: la distinción entre el contexto urbano y rural

En el siglo XVIII surgieron nuevos conceptos sobre la niñez, se percibían a los niños de estrato social alto como pequeñas criaturas divertidas a las cuales habían que consentir y se señalaba que no se debía escatimar ni tiempo ni esfuerzo en llevar a los niños a situarse en la necesidad de salvación cristiana.

Lo que influyó a esta concepción fue la biblia ya que era el principal pensamiento de esa época. Se empezaron a escuchar consejos sobre la obligación de obediencia a los padres y sobre los peligros de prescindir del castigo.

Los niños de estrato social bajo eran vistos como potros jóvenes con la necesidad de salir violentamente, o como árboles que necesitaban cuidarse y podarse, o como cera con la que se podía moldear cierta figura.

“En la educación de los niños permanecían relativamente constante durante el Medioevo y los inicios del modernismo, los niños eran educados para ser buenos cristianos, mas adelante la enseñanza se basaba

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (14.6 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com