ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

GERENCIA EDUCATIVA


Enviado por   •  13 de Agosto de 2012  •  4.285 Palabras (18 Páginas)  •  434 Visitas

Página 1 de 18

LA GERENCIA EDUCATIVA EN VENEZUELA

La gerencia es el órgano específico y distintivo de toda organización. Aunque es un concepto formal, sirve como punto de partida para que cada cual establezca oportunamente los cambios necesarios y suficientes, a fin de que el funcionamiento de la organización sea adecuado a las exigencias de la realidad y en concordancia con los principios de la gerencia moderna.

A su vez, Konosuke Matsushita considera que la gerencia siempre debe desenvolverse con una política de "dirección abierta", a la que describe de la siguiente manera: "La dirección abierta significa confianza en los empleados, comunicación fácil dentro de la empresa, alta moral de los trabajadores y, sobre todo, solidaridad empresarial.

Henry Sisk y Mario Sverdlik (1979) expresa que:

El término gerencia es difícil de definir: Significa cosas diferentes para personas diferentes. Algunos lo identifican con funciones realizadas por empresarios, gerentes o supervisores, otros lo refieren a un grupo particular de personas. Para los trabajadores; gerencia es sinónimo del ejercicio de autoridad sobre sus vidas de trabajo...

De allí que, en muchos casos la gerencia cumple diversas funciones porque la persona que desempeña el rol de gerenciar tiene que desenvolverse como administrador, supervisor, delegador, etc. De allí la dificultad de establecer una definición concreta de ese término.

SISTEMA EDUCATIVO VENEZOLANO

La educación es universalmente el mecanismo de mayor preponderancia para el surgimiento de los pueblos; es tanta la magnitud de su relevancia que gran parte de los países del mundo la asumen como una responsabilidad de estado. En Venezuela, la educación está inserta en el texto constitucional como una responsabilidad social e ineludible del estado.

Para su regulación y aplicación se promulgó la Ley Orgánica de Educación y su Reglamento; en tanto, la educación venezolana está estructurada en niveles y modalidades que atienden las necesidades académicas desde la educación inicial, pasando por la primaria y diversificado (secundaria) hasta la profesional e incluyendo la modalidad de Educación Especial para ofrecer oportunidad de estudio a las personas con dificultad de aprendizaje. El gobierno nacional tiene entre, otros el Ministerio del Poder Popular para la Educación, el cual es el encargado de garantizar que la educación llegue a todos los niveles del sistema y estratos sociales de la población; dicta resoluciones, decretos y directrices reguladoras a sus “funcionarios estratégicos” para que el personal docente aplique en la población estudiantil; entre otros, llámese funcionarios estratégicos a la secretaría nacional de educación, directores de zonas educativas, supervisores, directores de distritos escolares, coordinadores de apoyo docente, directores y coordinadores pedagógicos, entre otros.

La Formación Docente

Gran parte de las universidades venezolanas, tanto públicas como privadas, desarrollan programas de formación docente dirigidas a los estudiantes que aspiran ejercer el rol de maestros/profesores en los diferentes niveles y modalidades educativas del país. Es importante hacer notar que las instituciones de educación superior despliegan un plan de estudios que es aprobado y supervisado por el Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior; en este sentido, cabe resaltar que el estudiante cumple una fase de estudios generales al inicio de su carrera profesional y en los últimos semestre de la misma, recibe los contenidos especializados, cumple las fase de observación y culmina con las prácticas profesionales, etapa que pone al casi-graduado en contacto directo con los currículos, la escuela y los discentes.

Actitud y Praxis docente

El docente recién egresado de las aulas universitarias trae consigo un cúmulo de experiencias significativas, métodos y estrategias para facilitar el aprendizaje de los educandos, tal como puede evidenciarse en el ejercicio de las pasantías, a final de la carrera. Describiendo un poco la actuación del Pasante, es estupendo ver como el futuro maestro/profesor esgrime con soltura la teoría y la praxis docente: manejo del proceso comunicacional personal de la institución: padres/representantes-estudiantes-comunidad, manejo eficiente de los recursos para el aprendizaje: carteleras, afiches, rotafolios, pizarrón, material educativo impreso, presentación personal y otros; no obstante, todo este entusiasmo y diligencia laboral se va perdiendo poco a poco.

A medida que va pasando el tiempo, el docente se va alejando de lo aprendido en la universidad. Una vez que el graduando recibe la oportunidad de desempeñarse como maestro/profesor se dedica a ejercer la profesión alejado de los métodos, técnicas y estrategias adquiridas en el campus universitario; las clases se vuelven monótonas, repetitivas, aburridas; sin empleo de los recursos para el aprendizaje porque sólo se usa el pizarrón.

La cartelera sólo cumple el papel de exhibidor de temas y efemérides que tardan en ser renovadas; el material educativo impreso se usa para pegarlo en los cuadernos y carteleras sin estudiarlo a fondo. El lenguaje es deformado porque los propios docentes tienen una competencia lingüística pobre o hacen uso inapropiado de la palabra oral agregando eufemismos, barbarismos, vulgaridad y otras, sin importarles que el niño y adolescente tienen de sí una imagen y modelo que cual tinta indeleble quedará adherida a la personalidad del aprendiz por el resto de sus vidas.

A esto es importante agregarle que muchos de los docentes de hoy se sienten liberales y en sus tiempos libres se dedican a realizar actividades públicas poco decorosas como emborracharse a las afueras de un local, participar en alborotos, bochinches o riñas callejeras; lugares por donde sus estudiantes deben transitar para ir a casa de la abuela, el comercio o simplemente pasear. Estas actitudes indecorosas deberían ser vigiladas por los representantes, consejos comunales y entes educacionales porque las mismas sirven de espejo al muchacho que aprende.

Además, la Ley Orgánica de Educación y su Reglamento establece en su articulado que el profesional de la docencia debe ser una persona de moralidad e idoneidad comprobable, proactivo, investigador; caracteres que están distantes de alcanzar por un representativo número de docentes de Educación Inicial, Primaria, Secundaria y Diversificado.

Actividades que interrumpen

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (28.1 Kb)  
Leer 17 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com