ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Fundamentos De Auditoria Y Control


Enviado por   •  12 de Julio de 2012  •  8.867 Palabras (36 Páginas)  •  788 Visitas

Página 1 de 36

FUNDAMENTOS DE AUDITORÍA Y CONTROL

CAPITULO 1.- INTRODUCCIÓN A LA PROFESIÓN

Los objetivos de esta unidad consisten en explicar la necesidad de la auditoría en nuestra sociedad actual, describir su naturaleza y estudiar el resultado final del trabajo: el informe del auditor. Se compara la auditoría moderna con sus primeras prácticas, se contrasta la auditoría externa y la auditoría interna, así como la auditoría practicada por y en las dependencias de la administración pública. Se proporciona una descripción de los servicios que ofrecen los contadores públicos y auditores independientes y se analiza la típica organización de una empresa de auditores independientes.

BREVE HISTORIA DE LA AUDITORÍA

En la época de la Colonia, cada cierto tiempo aparecía por el país el llamado “auditor real”, un personaje cuya misión era resolver los conflictos entre las personas en representación de rey de España.

Este personaje escuchaba los argumentos de las partes, estudiaba los antecedentes y resolvía fallando a favor de uno u otro como única instancia.

Está tarea de la Real Audiencia” era tradicional en las viejas monarquías europeas y ya la Biblia nos relata está función ejercida por el rey Salomón.

Se llamaba auditor porque escuchaba y como una gran parte de los conflictos provenían de asuntos de dinero y de negocios, se trasladó el término de auditor a aquellas personas que revisan las cuentas para emitir una opinión sobre ellas.

El origen de la auditoría, tal como la entendemos ahora, se remonta al siglo XIX con el surgimiento de las grandes corporaciones mercantiles con muchos accionistas, que necesitaban tener la seguridad de que las cuentas que les rendían los administradores en las juntas de accionistas eran correctas.

Las primeras auditorías fueron revisiones meticulosas y detalladas de los registros establecidos para determinar si cada operación había sido asentada en la cuenta apropiada y por la cantidad correcta. El propósito principal de estás primeras auditorías era detectar desfalcos y determinar si las personas en posiciones de confianza estaban actuando e informando de manera responsable. Estaban encaminadas a asegurar al propietario de un negocio que los empleados contratados habían mantenido correctamente las cuentas y que existían todos los activos y se encontraban registradas a las cantidades apropiadas. Más adelante, al intentar obtener dinero prestado, el propietario podía utilizar el balance general para mostrar a un banquero que el negocio tenia los suficientes activos para garantizar el préstamo. Con frecuencia los banqueros exigían que un auditor independiente rectificara la exactitud de dichos balances generales.

Después de la revolución industrial el alcance y la complejidad de los negocios se amplió notablemente. Al aumentar en tamaño las empresas emplearon mayor número de personas y sus sistemas contables se volvieron mucho más desarrollados. Con un sistema contable mayor y más personas participantes, resultó posible dividir las tareas dentro de la empresa. Ninguna persona tenía la responsabilidad de manejar la totalidad de una operación; las funciones de custodia de activos y su registro fueron separadas y se estáblecieron otros controles internos efectivos para proteger los activos y prevenir y detectar los desfalcos. Los auditores internos también se convirtieron en una parte importante de los sistemás de control interno. Al aumentar el volumen de actividad mercantil y la complejidad de los sistemás contables, resultó prohibitivo el costo de las auditorías detalladas. Además, se comprendió que la meta de descubrir errores se podía llevar a cabo con mayor efectividad mediante un sistema adecuado de control interno. El papel del auditor cambió de la busque da de desfalcos y de certificar la exactitud de un balance general a la revisión del sistema y comprobación de las evidencias a fin de poder emitir una opinión sobre la presentación correcta de todos los estados financieros.

El papel del auditor ha variado con el transcurso de los años desde la detección de desfalcos y la certificación de la exactitud de un balance general, hasta el papel actual de revisión de sistemás y la obtención y evaluación de evidencias de modo tal de poder expresar una opinión de carácter profesional sobre la adecuada presentación de los estados contables considerados en su conjunto, lo que se conoce como un informe financiero.

Ya en ese inicio los auditores externos cumplían una función de evaluadores de la gestión, hoy con el avance computacional, cada vez más el informe de los auditores externos deriva en la auditoría de gestión.

La función de auditoría se ha desarrollado ampliamente en los últimos años, especialmente con el uso de las herramientas computacionales que deja más tiempo a las personas para realizar su trabajo.

Hoy va mucho más allá de una simple opinión técnica, contempla la accesoria a la empresa y el análisis de la gestión.

Sin embargo se enfocará el tema desde su perspectiva tradicional ya que es necesario y previa a cualquier otra aplicación.

USUARIOS DE LA INFORMACIÓN CONTABLE

Se clasifican en dos grandes grupos:

a) Los que tienen un conocimiento de primera mano de las operaciones de la empresa, de su situación financiera, y por lo tanto están en posición de medir o apreciar por sí mismos el grado de razonabilidad en que los estados financieros reflejan la situación actual.

b) Los que no tienen el conocimiento o no tienen acceso o contacto directo con operaciones de la empresa y sus aspectos financieros y por consiguiente necesitan descansar en alguien más para juzgar sobre la razonabilidad de información financiera en cuanto representen afectivamente las operaciones del ente económico y su situación financiera.

El segundo grupo es con mucho el mayor. La importancia y complejidad tienen numerosos empleados, administradores y propietarios que carecen del conocimiento personal de todas las actividades mercantiles de la empresa. De igual manera los acreedores y los inversionistas potenciales no tienen por lo general la posibilidad de obtener conocimiento directamente del negocio, Por consiguiente existen usuarios, tanto internos como externos de los informes financieros que no tienen conocimiento directo sobre la información contable relevante y llena de confiabilidad

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (60 Kb)  
Leer 35 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com