ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Plan Estratégico De Mercadeo Para La Empresa Floristería Flor


Enviado por   •  23 de Julio de 2012  •  2.747 Palabras (11 Páginas)  •  1.983 Visitas

Página 1 de 11

1.1 Introducción

La Floristería La Flor de Lis, empresa privada de carácter familiar, surge a mediados

del año 1973. Desde entonces su propietario ha sido el señor Walter Acuña Zamora,

quien creció en medio del ámbito floricultor. Su padre, tíos y hermanos se dedicaron

a este tipo de actividad desde que él tiene memoria.

La empresa se encuentra ubicada en Avenida 10, calles 20 y 22. Se dedica a la

comercialización de arreglos florales, como por ejemplo: coronas, cruces, tributos,

ramos, arreglos para obsequio, entre otros. Así mismo, realiza decoración de iglesias

y de salones para diversos tipos de eventos especiales. Sus ventas son al detalle.

Cuenta con servicio express dentro del Gran Área Metropolitana.

La Flor de Lis trabaja bajo varias modalidades de sistemas de pago: de contado,

crédito a 15 días a particulares y un mes a empresas como máximo, cheques, pago

mediante tarjeta, tanto presencial como con autorización vía telefónica. También

emplea depósitos bancarios.

La empresa cuenta con tres líneas telefónicas. Se anuncia en las páginas amarillas,

como marca registrada, el espacio publicitario abarca un par de renglones con letra

resaltada en negrita. Se anuncia en varias emisoras, con las cuales canjea las

pautas a cambio de arreglos florales. El local está debidamente rotulado. Tiene

además parqueo para dos vehículos.

Debido a que no cuenta con equipo de cómputo, no tiene página web ni una base de

datos de clientes, ventas, compras ni cobros digitalizados. Su relación con el cliente

es principalmente telefónica.

CAPITULO 11

PRODUCTO

Tsuneki, conocido sólo como Nelson, dejo gran aporte al marketing: su comprensión perfecta del concepto moderno de producto, introdujo el marketing en el mercado de las frutas. Tsuneki percibió que las frutas más apetecidas era la sandia; fue más lejos, decidió marcarla. Fue quizá uno de los primeros productores de frutas en el mundo, y el primero en el Brasil, que adoptaron el rotulo ovalado en que se leía “Sandía Nelson”, desde hace 40 años y de manera intuitiva, prácticas modernas y avanzadas de la materia, demostrando que el verdadero y real concepto de producto significa mejor presentación de diversas modalidades del servicio. Hoy 25 años después, las personas no compran productos sino los servicios que estos brindan.

En la sexta generación del marketing, las empresas modernas, no deben dejarse deslumbrar por sus productos sino por los servicios que prestan, puesto que sólo éstos interesan, encantan, magnetizan, y mueven a las personas que los compran, generan clientes y los mantienen fieles; en resumidas cuentas, son la razón de ser de las empresas. Lo más importante continúa siendo lo específico, que corresponde a la expectativa básica de las personas.

Al descubrir lo que los camaguros compran de estos nichos es decir que servicios esperan y requieren de los computadores y los programas, IBM celebrara como otras empresas de informática el saludable y aguardado encuentro.

Libertad para crecer y prosperar

Aunque las estadísticas varían cada 100 nuevos productos, menos del 10 logran mantenerse en el mercado. La historia del marketing ha demostrado que cuando un producto adquiere vida propia si la empresas entienden comprenderán que solo les compete la sensibilidad de administrar y seguir ese crecimiento con pequeñas medidas de corrección de rumbo. Administrar y seguir ese crecimiento no significa segur a distancia observando con gran admiración, significa permanecer controlando todo el tiempo la presión y la temperatura del proceso interactivo que existe entre la empresa y los pequeños camaguros.

Hasta la cuarta generación del marketing, casi el 100% del éxito de un producto era responsabilidad de la investigación y desarrollo que las empresas llevaran a cabo antes del lanzamiento. En esta muestra las empresas deben ser capaces de observar con atención y compenetración como se consumen sus productos durante los 365 días del año. Las empresas no deben pasar por alto cualquier nueva manifestación o forma de utilizar y consumir sus productos para evaluar su consistencia y extender esa información a la totalidad del universo de sus camaguros. En consecuencia necesitan garantizar a sus productos libertad para crecer y prosperar.

La terrible plaga del cansancio interno.

Cansancio interno CI. Algunos productos en plena juventud y con gran porvenir caen fulminados victimas de decisiones precipitadas, irresponsables y, por lo general, nacidas de la vanidad. El CI se manifiesta con mayor frecuencia en dos situaciones. En la primera, el grupo que dirige resuelve cuestionar los “vejestorios” que tienen en la empresa. Esto se debe a los celos que despiertan los ejecutivos de otras empresas, que siempre están lanzando productos novedosos. Otra circunstancia en que se presenta el CI es cuando ocurre un cambio de mando o cuando un ejecutivo es promovido para sustituirla a otro. El nuevo ejecutivo en especial por vanidad, anuncia una verdadera revolución con el ánimo de mostrar su trabajo y de hacer notar que todo estaba marchando mal. Esto en la mayor parte de los casos, solo consigue provocar baja en los propios cuadros de productos de la empresa.

El secreto es siempre el mismo: repensar el producto “viejo” todos los días del año, de manera que mediante diversos mecanismos de actualización y renovación parezca como si acabara de ser lanzado, convirtiéndose en una novedad.

CAPITULO 12

PROMOCIÓN

A través de ella se aborda con precisión el prospecto o cliente, es donde ocurren las mayores y más sensibles modificaciones, es la que presenta el mayor número de novedades.

La

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (17.4 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com