ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Terapia De Juego


Enviado por   •  19 de Marzo de 2013  •  1.917 Palabras (8 Páginas)  •  468 Visitas

Página 1 de 8

TERAPIA DE JUEGO

El juego es un medio natural de auto expresión y aprendizaje, permite una comunicación simbólica, actúa como una conexión entre las experiencias emocionales y el conocimiento consciente, le permite a los niños sacar a flote lo misterioso, lo brillante y lo practico de la vida cotidiana, es un medio de expresión, por medio del cual se pueden manifestar los problemas y a su vez puede ser una herramienta terapéutica.

(Allen, 1947, Rdgrave, 1987; West, 1990b) nos habla que el trabajo de juego puede dividirse en varias categorías, lo que nos permite descubrir que tipo de trabajo es el más indicado para cada caso específico:

- el juego espontáneo: aquí básicamente los niños juegan cuando ellos lo desean y el juego es dirigido en su totalidad por los mismos niños.

- El juego guiado: lo determina un trabajador y puede ser utilizado para alentar a que el cuidador interactué con el niño a través de un ambiente no amenazante.

- El juego de evaluación: este lo determina un trabajador especializado, tiene tiempo límite y permite entender aspectos del niño que no serian revelados en una entrevista.

- El juego terapéutico enfocado: este se da después de una evaluación o conocimiento detallado del niño, aquí los objetivos y los métodos utilizados suelen ser dirigidos por un trabajador.

Cuando hablamos de terapia de juego, estamos haciendo referencia a un medio de ayuda, el cual nos permite fortalecer en el niño sus aspectos físicos, emocionales, cognoscitivos y espirituales de una manera no agresiva, teniendo en cuenta su pasado, su presente y su futuro; hay que resaltar que este tipo de terapia toma en cuenta en el niño sus sentimientos y no solo sus conductas.

La terapia de juego es desarrollada por Virginia Axline, a través del trabajo que realizo Carl Rogers (1951), esta terapia proviene de la escuela humanista y tiene por esencia centrarse en el niño y lo ideal es que el niño pueda actuar como terapeuta, la terapia de juego puede ser directiva en la cual el terapeuta asume la responsabilidad de interpretar y guiar el proceso, pero también puede ser no directiva, puesto que cada individuo posee la capacidad para resolver de la manera mas indicada sus problemas y también posee un impulso de crecimiento, es decir, esta terapia da la oportunidad de que la persona sea como es, que se conozca a si misma, de que pueda trazar libremente un curso de acción que le permita darle un diseño mas satisfactorio a su vida.

Virginia Axline en su libro terapia de juego, nos hace una descripción de lo que significa el cuarto juego de la siguiente manera: “es un lugar que propicia el crecimiento. Dentro de la seguridad de este cuarto en donde el niño es la persona mas importante, donde él controla la situación y a sí mismo, donde nadie le dice lo que debe hacer, nadie lo cri¬tica, nadie lo regaña ni sugiere o lo obliga y nadie se entromete en su vida privada, siente, de momento, que ahí puede extender sus alas y verse frente a frente, ya que es aceptado por completo. Puede probar sus ideas y expresarse abiertamente, pues este es su mundo en donde no tiene que competir con otras fuerzas tales como la autoridad del adulto o la rivalidad de otros niños, o también si¬tuaciones en donde se le toma como instrumento en el juego entre dos padres quisquillosos o se convierte en el blanco de las frustraciones y agresiones de otra persona. Ahí es un individuo con sus propios derechos y se le trata con dignidad y respeto. Puede decir todo lo que se le venga en gana y seguir siendo respetado plenamente. Puede jugar con los juguetes de la manera que él quiera y aceptársele del todo. Puede odiar, amar o ser tan indiferente como una estatua, y seguirá siendo aceptado. Puede ser rápido como un remolino o lento como la melaza, mas no se le limitará ni se le apresurará” .

En la terapia de juego el terapeuta juega un papel muy importante, ya que, acepta al niño, con su conducta y su juego, refleja en el niño todo lo que el dice o hace dentro de las sesiones, es el encargado de mantener la seguridad y los limites terapéuticos, de lograr un espacio de juego seguro, que pueda ser privado y amigable, es el puente entre las personas del exterior y el niño y sobre todo debe ser profesionalmente responsable, el cual mantiene la confidencialidad.

La relación que se origina entre el terapeuta y el niño es el fac¬tor decisivo para el éxito o fracaso de la terapia.

Otro aspecto importante dentro de la terapia de juego son los juguetes, puesto, que para los niños constituyen su principal medio de expresión, las actividades que el niño realiza con ellos permiten expresar lo qué el quisiera ser, explorando libremente su personalidad y liberando sentimientos y actitudes, que no han podido ser expresadas.

Algunas características generales que se deben tener en cuenta durante la terapia de juego:

El consultorio debe ser un lugar con colores alegres y brillantes, pero sobre todo que pueda estar iluminado con luz natural, los materiales deben ser bonitos, pero que no sean muy frágiles, puesto que pueden limitar la interacción del niño por miedo a dañarlos, lo ideal de estos materiales, es que permitan la evaluación del niño y las sesiones terapéuticas.

Para un buen encuadre general es necesario que el espacio sea amplio, que el suelo sea resistente y lavable, que pueda tener una mesa cómoda para aplicar las pruebas psicológicas, sillas que se presten para las conversaciones serias, se le brinda al niño caramelos, es bueno contar con la presencia se un muñeco que cumpla la función de coterapeuta, carpetas con cada una de las sesiones, espejos, y accesorios relacionadas con el teatro.

Algunos materiales sugeridos para la terapia pueden ser: temperas, marcadores, hojas de papel, cartulina, lápices, borradores, arcilla, pegamento, plastilina, animales domésticos y salvajes, familia de humanos, títeres, marionetas, juego de tazas y platos, jarra de plástico, biberón, disfraces, delantal para los niños, juegos de atención y concentración y desarrollo del lenguaje.

Antes de iniciar la terapia es necesario realizar el encuadre, pero no solo con el niño, sino que también se debe hacer un tipo de encuadre con los padres. En la entrevista con los niño se habla sobre el tiempo de duración de cada sesión, se le pregunta el motivo que le han dicho del por que él esta en ese lugar, en que quiere que lo ayude, si tiene noción de su problema, ya que es imposible ayudar a alguien quien no considera que tiene problemas; si hay reconocimiento de su problema, se le pide al niño que dibuje lo que el considera es el problema, después de esto se puede empezar con la evaluación en la cual se pueden aplicar diversidad de test de inteligencia, aprendizaje y pruebas proyectivas.

Lo ideal es que la primera entrevista con el niño sea clara, respetuosa, cariñosa, de seriedad, continencia, consistencia y compromiso.

La terapia de juego encierra una variedad de técnicas y métodos, donde el objetivo principal es que el niño pueda expresar sus emociones, así mismo el reconocimiento de los recursos y sus potencialidades, esto se puede lograr a partir del acompañamiento del terapeuta quien a través de su comprensión empatica, proporciona la confianza necesaria para la superación de sus problemas.

Algunas de las técnicas y métodos que se pueden utilizar son:

1. de expresión corporal y movimiento: las primeras experiencias del niño se encuentran relacionadas son su cuerpo, este a su vez es un agente de aprendizaje y expresión. Algunos niños necesitan el juego corporal para reconstruir su relación con su propio cuerpo. “El juego de expresión corporal incluye el movimiento grueso que involucra todo el cuerpo, el movimiento fino que utiliza partes especificas del cuerpo, el movimiento sensorial que incluye texturas, sonidos, sabores, olores e imágenes. El movimiento rítmico y la danza. El juego con espadas y lucha libre. Juego de ideas creativas de movimientos y de imitación “como si”. Los juegos de narraciones con sonidos, movimientos y libre expresión son utilizados como otra forma de terapia en donde se favorece la espontaneidad”.

2. De expresión plástica y narrativa: los niños construyen la realidad con base a sus constructos, pues estos le permiten darle estructura a su historia de vida y mas adelante se reflejaran en las conductas. Cuando el niño utiliza medios plásticos, dibujos, metáforas o narraciones puede expresar libremente sus experiencias, a la vez que las puede resignificar, a partir del reconocimiento de sus recursos. Este tipo de trabajo puede ser de gran utilidad a la hora de manejar experiencias dolorosas o traumáticas.

3. De expresión sensorial: los sentidos permiten determinar la manera de interacción con el mundo exterior y consigo mismo. El juego sensorial permite al niño conocer el mundo por medio de sus sensaciones y de esta manera poder expresarlo, para lograr esto se utilizan materiales como la arcilla, arena, agua , pinturas, entre otras. Lo ideal es que pueda desarrollar habilidades para tener un contacto más funcional con el medio.

4. De expresión afectiva: en la terapia el niño tiene la posibilidad de sacar a flote todos sus sentimientos con gran libertad; esto es de gran relevancia, sobre todo cuando los niños han tenido grandes pérdidas, carencias afectivas, problemas en la comunicación y a la hora de relacionarse. Cuando existe maltrato es muy posible que las expresiones afectivas se encuentren congeladas, lo que se busca con la terapia es que el niño encuentre ese lugar calido y confiable para la expresión de sus emociones, por esto, la relación que establece el terapeuta es fundamental, y para el logro de este objetivo se recomienda que el niño pueda tener a su cargo alguna mascota.

5. Juego de descarga y de expresión emocional: es importante que se puedan externalizar los sentimientos de dolor, culpa, enojo, vergüenza, pues estos, son los que interfieren en los pensamientos positivos. Para la expresión de estos sentimientos se utilizan diferentes objetos y materiales como pueden ser: bolsa de boxeo, barro, tubo de espumas, tablero de dardos, entre otros.

6. Juego de visualización imaginativa: la imaginación es una técnica que puede ayudar tanto a la mente como al cuerpo, a encontrar su equilibrio entre el nivel físico y emocional. Si el niño logra aprender a estar en un estado tranquilo, le permitirá aumentar su autoestima, su capacidad autocurativa, y a disfrutar de las imágenes que crea. Esta técnica le ayuda a niños que tengan problemas de estrés emocional, depresión y ansiedad, permitiendo que la mente y el cuerpo interactúen, mejoran síntomas físicos, miedos, pero sobre todo aumenta sentimientos positivos.

7. Juego proyectivo simbólico: el niño dentro de la terapia es el directo y actor principal de todas sus narraciones, él crea la manera de narrar sus historias, crea los personajes, los diálogos, los conflictos, las emociones, que generalmente se encuentran ubicadas en el fondo de su ser. De esta manera se permite que el niño tome distancia de sus conflictos y les pueda dar nuevos significados. Los materiales que se utilizan con mayor frecuencia son: la casa de muñecas, los títeres, las marionetas, las mascaras, el cajón de arena, etc.

“La mayor tranquilidad que podemos dar a los niños es el sentimiento de que se les comprende y acepta junto con la parte dolorosa y triste que llevan dentrote sí. Si no negamos esta parte dolorosa de sí mismos, ellos no necesitan hacerlo y su resistencia natural puede llevarlos de nuevo a la vida” (Winnicott, 1984, Pág. 20)

...

Descargar como  txt (11.5 Kb)  
Leer 7 páginas más »
txt