ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Salud Comunitaria


Enviado por   •  25 de Julio de 2012  •  3.497 Palabras (14 Páginas)  •  917 Visitas

Página 1 de 14

OBJETIVOS

La realización del presente trabajo tiene como objetivos primordiales:

Conocer los cuidados en higiene personal.

Adquirir un conocimiento para luego ser transmitidos a las comunidades.

Poder indenfiicar síntomas de cualquiera de las patologías tratadas en el presente trabajo.

Evitar contagiarnos con cualquiera de estas enfermedades.

Dar un el correcto tratamiento a estas enfermedades.

HIGIENE

Es el conjunto de técnicas, normas y procedimientos para preservar la salud. Conjunto de procedimientos que ayudan a eliminar sustancias dañinas a nuestro cuerpo y proceden desde el interior del ser humano (sudor, orina, excretas, etc) y del exterior (polvo, basura, etc). Estos procedimientos contribuyen al funcionamiento adecuado del organismo.

HIGIENE PERSONAL

Tener buenos hábitos de aseo personal significa más que estar limpio; es reducir la propagación de enfermedades. Por esta razón, no tener una buena higiene afecta la salud y el bienestar de las personas.

¿Qué es el cuidado personal?

El cuidado personal comprende las habilidades relacionadas con el aseo, la comida, el vestido, la higiene y el aspecto personal. El mantener una limpieza e higiene corporal adecuada es muy importante, ya que previene de determinadas enfermedades e infecciones, además de favorecer la convivencia en la comunidad. Se debe tener en cuenta que determinadas partes de cuerpo humano necesitan una serie de cuidados específicos y más meticulosos que otras.

Aspectos a tener en cuenta en la higiene personal:

El baño diario

El baño diario es fundamental en el ser humano. Se favorece la transpiración de la piel y además evitamos el riesgo de infección. Debemos desarrollar el hábito de un baño diario, ya que existen partes de nuestro cuerpo como la cabeza, las axilas, el cuello, los genitales, las rodillas y los pies; que suelen sufrir los efectos de la sudoración, por lo cual estos deberán de tener un mayor cuidado.

Lavado de manos

Un buen lavado de manos, hecho con frecuencia, puede reducir enfermedades y eliminar suciedad y, por tanto, el riesgo de absorber toxinas como puede ser el plomo. Las manos sin lavar o que se han lavado inadecuadamente son los principales portadores de infecciones. A los niños pequeños hay que recordarles que se tienen que lavar las manos antes de comer y después de usar el inodoro, después de jugar al aire libre o de tocar animales. Ponga un banquillo en el lavabo para que los niños puedan empezar a lavarse las manos solos. Use jabón líquido y toallas de papel.

Cuidado con el cabello

El lavado del cabello debe realizarse con las yemas de los dedos y no con las uñas, para no dañar el cuero cabelludo.

Es más fácil detectar piojos y sarpullidos en el cuero cabelludo cuando el pelo está limpio (lavar una o dos veces por semana) y cepillado. Su detección temprana hace posible un tratamiento temprano y reduce las posibilidades de enfermedades o el contagio a otras personas.

Cuidado con los piojos

Empapar el cabello sin lavar con una loción contra piojos, a base de piretrinas y dejarlo actuar un tiempo.

Lavar el cabello con champú normal o contra piojos y enjuagarlo con agua y vinagre (una parte de vinagre y dos de agua) para despegar las liendres. Este tratamiento se realizará 3 veces en total, cada 10 días. La ropa, toallas, ropa de cama, etc., debe lavarse con agua caliente. Los peines, adornos del pelo, etc., se sumergirán en loción contra piojos durante unos 10 minutos.

Es muy importante examinar a todos los que conviven, adultos y pequeños cuando en una casa hay una persona con piojos, y aplicar el tratamiento a los que estén afectados. No intercambiar objetos de uso personal como toallas o peines.

Las uñas

Realizar su corte frecuente y cuidadoso, completamente recto para las de los pies y redondeado para las de las manos.

A menudo, la suciedad y los gérmenes se esconden debajo de las uñas. Si se mantienen las uñas cortas y limpias se reduce la posibilidad de propagación de los gérmenes a otras personas.

Los ojos

Los ojos no deben tocarse con las manos sucias ni con pañuelo u otros objetos. Tienen un mecanismo propio de limpieza que son las lágrimas. Si entra en ellos alguna sustancia o cuerpo extraño, lo mejor es lavar al chorro del agua.

Para el estudio y la lectura tiene que haber buena luz, evitando las sombras, brillos y movimientos que provoquen un mayor esfuerzo de los ojos para acomodarse a cada situación.

Conviene evitar el uso de fogones en lugares encerrados, donde el humo lastime fuerte y constantemente los ojos.

La nariz

La nariz interviene en la respiración, acondicionando el aire para que llegue a los pulmones con la temperatura y humedad adecuadas y libre de partículas extrañas. Para ello es necesaria la producción de moco que sirva como lubrificante y filtro para el aire. Su limpieza consiste en eliminar el exceso de moco con frecuencia, varias veces al día, y con él, las partículas y microorganismos filtrados. Se debe utilizar un pañuelo limpio.

Sonarse la nariz, toser y estornudar propaga gérmenes. Enseñe a los niños a sonarse la nariz (siempre con la boca abierta), a tirar el pañuelo y luego, a lavarse las manos. También enséñeles a estornudar o a toser en el pañuelo o en su codo.

Los oídos

La oreja y el oído externo deben lavarse diariamente con agua y jabón. Evitar la entrada de agua en el oído medio. Esto se consigue inclinando la cabeza hacia el lado en que se está lavando.

Higiene Oral

Al menos una vez

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (23.7 Kb)  
Leer 13 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com