ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ENSAYO DEL LIBRO “PSICOLOGÍA DEL MEXICANO”


Enviado por   •  12 de Diciembre de 2012  •  1.777 Palabras (8 Páginas)  •  302 Visitas

Página 1 de 8

ENSAYO DEL LIBRO

“PSICOLOGÍA DEL MEXICANO”.

Rasgos de la personalidad del mexicano.

Como mexicanos nos hemos dado cuenta de que actuamos de manera diferente a otros grupos culturales, es decir, sabemos que somos distintos a los estadounidenses, a los japoneses, a los alemanes. ¿Alguna vez nos hemos preguntado por qué actuamos de una forma y no de otra? ¿Por qué sobresalimos? Y si lo hacemos ¿Por qué sólo a nivel individual? ¿Por qué nuestro equipo de fútbol parece que llega a destacar en los grandes campeonatos y el final se queda en la raya? ¿Por qué fallamos en los penaltis? ¿Por qué hay un sentimiento de inferioridad? ¿Cuál es el motivo por el que como hijos nos quedamos bajo protección familiar hasta después de los 21 años, a diferencia de los estadounidenses que logran su independencia económica a los 18 años?

Para obtener las respuestas a tales preguntas, debemos empezar a conocernos a nosotros mismos, nuestros antecedentes históricos y culturales que dieron origen a los mexicanos que somos hoy.

Los beneficios que se obtendrán al conocer nuestros rasgos psicológicos no ayudarán a aceptarnos a nosotros mismos, valorarnos más, modificar nuestras características indeseables, comprender la conducta ajena, mejorar la relación con otras personas, aprender a trabajar en equipo y revalorar la cultura haciendo hincapié en valores positivos como nuestro sentido de familia.

Tipos de mexicanos.

El autor del libro psicología de mexicano, propone una clasificación de ocho tipos de mexicanos, de los cuales presento aquí los cuatro más representativos de nuestra cultura.

* El más común es el mexicano pasivo obediente-afiliativo, cuyas características son ser obediente, afectuoso, complaciente; lo encontramos en las áreas rurales, y como adulto posiblemente no llegue a tener una posición de dirección, pues le falta iniciativa propia y valerse por sí mismo.

* Otro tipo es el rebelde activamente afirmativo, que es rebelde a la cultura. Suele ser peleonero, llevar la contra a los demás, pero también es independiente, autónomo y autosuficiente; tiende a ser más inteligente que los demás; a veces resulta buen empresario, ejecutivo, profesionista o científico o hasta guerrillero.

* Uno más es el tipo con control interno activo. Es íntegro, alberga en sí mismo todas las características positivas de nuestra cultura: obediente cuando se requiere y rebelde cuando se necesita; más afectivo y complaciente que la mayoría, pero más disciplinado, metódico, reflexivo y optimista. Se opone a la corrupción y al compadrazgo. Algunos se convierten en líderes estudiantiles íntegros. Es nuestro mejor profesionista, catedrático, científico, empresario y el político honrado.

* El mexicano con control externo pasivo es el más negativo de

la cultura; la oveja negra de la familia. Entre sus características están ser desobediente, no complaciente, veleta, corrupto, vengativo, servil, pesimista, mediocre. Es un sujeto que se aprovecha de todas, todas, pues piensa que "el fin siempre justifica los medios".

También hay características que compartimos todos los mexicanos, tales como la necesidad de jugar, de contar chistes, de hacer bromas, además del grado de persistencia, perseverancia y habilidad para trabajar largas horas.

La familia mexicana.

En las clases populares el padre sigue siendo una especie de dueño de la esposa y de los hijos. Con frecuencia hay ambiente de miedo, desconfianza, simulación, agresividad reprimida, chantajes sentimentales, resentimiento y odio. Muchos matrimonios se mantienen sólo por el miedo de la mujer a separarse.

En la relación laboral muchos obreros, sometidos al autoritarismo del "patrón", interiorizan el papel del opresor, sin darse cuenta de que están expuestos a reproducirlo en su relación de pareja. Situación semejante le ocurre al burócrata que, frustrado por mil experiencias de servilismo, llega a su casa y se desquita mangoneando a su mujer y sus hijos.

La mujer mexicana.

Primeramente madre, que esposa, se define más como protectora de los hijos que como compañera del hombre.

Su perfil psicológico: es abnegada (no vive para sí, sino para otros; es masoquista),

sometida (de niña al padre y a la madre, de adulta a su hombre o tal vez al hermano mayor) y tradicionalista (la mujer tiende a simbolizar el pasado; el hombre, el presente). Es dulce, fiel, amorosa, abnegada, dependiente y no responsable de sí fuera del hogar.

Muy recientemente, por influjo del cine extranjero y de los medios de comunicación masiva, se ha ido perfilando otro tipo de mujer: la moderna, liberada, ambiciosa, manipuladora, creativa, decidida, emprendedora, que lucha por un lugar en la sociedad, aunque con sentimientos de culpa, por no prestarle el tiempo que debiera a los hijos.

De estos dos perfiles tendrá que salir el punto justo y de equilibrio para la mexicana del futuro inmediato.

Los jóvenes.

Tomamos como ejemplo de la juventud mexicana a los muchachos de la clase media, en quienes encontré las siguientes características:

* Están concientes de ser una clase dentro de la sociedad.

* Tienen conciencia de vivir en el país de la corrupción, y que esto afectará su trabajo y desempeño profesional (LO PEOR ES QUE NO HACEMOS NADA FRENTE A ÉSTA INDIGNANTE SITUACIÓN).

* Critican la sociedad de consumo, pero la asimilan y viven en y de ella.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.1 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com