ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Influencias De Las Fases Del Desarrollo Profesional Docente En El Clima Del Aula


Enviado por   •  25 de Agosto de 2013  •  18.933 Palabras (76 Páginas)  •  388 Visitas

Página 1 de 76

1.- PRESENTACIÓN DEL TEMA DE INVESTIGACIÓN

La docencia como ocupación, predetermina, determina y condiciona una serie de características para el aspirante; para quién la desarrolla como actividad principal económica y profesional y para quién ha obtenido de ella las principales satisfacciones y valoraciones en su vida.

La vida de los docentes es el eje del sistema educativo de cada país. Su importancia es tal, que una de las hipótesis acerca del fracaso de las reformas generales de los sistemas educativos en los diversos países es el desconocimiento de la vida de los profesores ocasiona el fracaso una y otra vez; “desconocer las expectativas, preocupaciones, entornos y contextos de los docentes ha permitido suponer que el éxito acompañaría cada una de las propuestas” (Hargreaves y Fullan, 2000).

Es importante considerar que en la actual sociedad, el peso de los procesos educativos recae firmemente sobre los docentes, ya que son quienes conviven día a día con los estudiantes, a quienes deben educar; por lo cual se hace necesario no sólo analizar los resultados concretos de las pruebas estandarizadas que miden el resultado de su labor, tampoco basta con analizar los objetivos propios y contenidos con los cuales se trabaja. En esta investigación se considera también el análisis de la Educación a nivel nacional en lo más concreto del sistema educacional chileno, el momento mismo en que ocurren los procesos de enseñanza-aprendizaje, o sea el aula de clases, donde se enfrentan dos realidades diferentes, el docente y los estudiantes y por lo tanto el ambiente que se genera en la interacción de ambos.

Es por tanto que se consideran dos puntos primordiales para esta investigación, primero el docente en su complejidad como persona adulta que no se presenta de una manera estática dentro de su vida profesional, y segundo el aula y las interacciones tanto positivas como negativas que se puedan generar producto de la intervención de ambas partes, el profesorado y el alumnado.

El docente durante su vida experimenta cambios en el proceso de crecimiento personal como un proceso dinámico que hace enfrentar la vida de manera diferente en los diversos momentos de ella, tanto conductual como emocionalmente; son estos periodos cíclicos de estabilidad y transición que no son ajenos a los adultos y por lo tanto no lo son de los docentes. Sargent y Sclossberg (en Kerka, 1991) sugieren que “la conducta del adulto está determinada por transiciones y no por edades. Los adultos se ven motivados a realizar transiciones por una continua necesidad de pertenencia —búsqueda de identidad—de control, de superioridad, de renovación y de hacerse presente”.

Dentro de tales transiciones existen patrones que una vez estudiados pueden ser definidos y con ello explicar en gran parte el comportamiento, tipo y nivel de expectativas, preocupaciones y aspiraciones de las personas adultas. Se concibe el estado de adultez como una serie secuencial de nuevos períodos de desarrollo evolutivo en los que vive cada profesor.

Es relevante considerar el segundo punto enunciado, referente a las interacciones dentro del aula, el cual se acogerá dentro de la descripción de Clima escolar en el aula, punto que se desprende dentro de las políticas de Convivencia escolar, concepto amplio que involucra la realidad del centro en todas sus dimensiones que en este estudio se enfoca en una sola arista micro.

Ambas partes llevadas a confluir en qué resultado en común tienen y como pueden influir de manera concreta en nuestro sistema educacional, considerando diversos estudios, realizados en diferentes contextos y con distintos instrumentos, que hablan de una relación directa entre un clima escolar positivo y variables académicas, tales como: rendimiento, adquisición de habilidades cognitivas, aprendizaje efectivo y desarrollo de actitudes positivas hacia el estudio. Por otra parte, varios autores señalan una relación significativa entre la percepción del clima social escolar y el desarrollo emocional y social de alumnos y profesores.

1. 2.- JUSTIFICACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN

La Investigación permitirá generar mayor conocimiento acerca de la carrera docente, específicamente acerca de las fases de su desarrollo profesional y las implicancias que éstas puede tener, concretamente en el área del clima que se genera dentro de la sala de clases y la relación existente con sus estudiantes; como lo menciona Rosales “El futuro profesor debería reflexionar sobre sus formas de comportamiento, no ya sobre actuaciones puntuales; debería tomar conciencia de las características de ciertos rasgos personales en su interacción con los alumnos (Comunicación, comprensión, respeto, disponibilidad, equidad) y de los efectos de estos rasgos o formas de ser causan en el aprendizaje y formación personal de los alumnos” (Rosales, 1991 en Fuéguel 2000). Además permite dejar en evidencia el cumplimiento del Marco para la Buena Enseñanza (MBE), particularmente el dominio B, el cual se refiere a la creación del ambiente propicio para la enseñanza, procurando siempre generar un ambiente favorable para los estudiantes y sus aprendizajes.

La investigación genera una instancia para la evaluación de docentes en ejercicio, reconocimiento de sus características y competencias, las cuales determinan un clima favorable para sus alumnos. También posibilita la instancia de retroalimentación para potenciar aquellas características adecuadas y preocuparse de mejorar aquellas debilidades, que no dan paso a un clima ventajoso en el aula y que van en directo perjuicio tanto de los estudiantes como docentes.

La necesidad de mejorar el trabajo de los docentes en ejercicio, está bajo la mirada de todos los chilenos, mediante los procesos tales como la evaluación docente en los profesores pertenecientes al sistema educacional municipalizado, la prueba INICIA como vía de control de estudiantes de pedagogías egresados y las diferentes formas de evaluación propias del sistema particular pagado; y particularmente subvencionado, inclusive la propia labor docente inferida por evaluaciones nacionales como SIMCE, pero que van centrados en el área disciplinar y muy someramente la pedagógica, desviando un poco la mirada de ella, sobre todo ante la posibilidad que los profesores tengan la capacidad de motivar y generar aprendizajes significativos bajo un ambiente propicio para la enseñanza y posterior aprendizaje, pues “ser profesor no es sólo cuestión de poseer un cuerpo de conocimiento y capacidad de control de un aula. Eso se podría hacer con un ordenador y un bastón. Para ser profesor es igual de importante la capacidad de establecer relaciones humanas con las personas que se enseña.”(Connell, 1997 en Santos Guerra,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (124 Kb)  
Leer 75 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com