ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Educacion En El Desarrollo Historico De Mexico


Enviado por   •  19 de Enero de 2012  •  5.867 Palabras (24 Páginas)  •  1.692 Visitas

Página 1 de 24

LA EDUCACIÓN EN EL DESARROLLO HISTÓRICO DE MÉXICO.

La educación es un hecho social cuya importancia resulta indiscutible en los seres humanos, en todos los momentos de su vida están sujetos a ella. Si bien es cierto que la educación está vinculada a la sociedad, que le impone su propia orientación. Podemos considerar a la educación como un factor primordial de la producción cultural del grupo, con una función orientadora de la sociedad y con capacidad suficiente para colaborar de manera decisiva en la organización institucional del estado.

Durante muchos años la educación no ha sido la misma que es en el México actual. Ha sufrido diversos cambios y ah pasado por momentos históricos desde el nacimiento de las primeras letras hasta la construcción de planes y programas para la instrucción de esta. En el transcurso de este ensayo veremos cuatro puntos que nos dan pauta para llegar a la educación actual, y el análisis de pensamientos ideológicos y políticos que estuvieron presentes durante la transformación de nuestra libertad de enseñanza.

• LA EDUCACIÓN EN EL MÉXICO PREHISPÁNICO.

La educación que se brinda en la actualidad en nuestro país ha ido evolucionando significativamente a través del tiempo. Si bien es cierto que, aun conservamos y han prevalecido algunas características de las formas y los métodos que utilizaban nuestros antepasados al impartir la educación en la época prehispánica, otras han ido desapareciendo completamente conforme pasa el tiempo.

En esta etapa, florecieron muchas importantes culturas de nuestro país, se asentaron en lo que se llamo Mesoamérica. Compartieron muchos elementos comunes que les sirvieron para sobrevivir y que fueron perfeccionando con el tiempo. Entre estos elementos están la alimentación, basada en el maíz; sus formas de organización familiar, social y política; sus sistemas de escritura y numeración; sus técnicas de construcción; la medición del tiempo por medio de calendarios; su economía basada en actividades como la agricultura, la pesca, el comercio y la cacería; sus conocimientos astronómicos, matemáticos, y en herbolaria, y la idea que tenían del mundo así como su religión basada en el culto a muchos dioses.

En cuando a la educación del México Prehispánico, básicamente estaba dividida en dos tipos: La educación no formal, y la formal.

La no formal se llevaba a cabo durante los primeros años de vida de los niños, estaba a cargo mayormente de sus padres y tenía como propósito iniciar al pupilo en las técnicas y obligaciones de la vida.

Se caracterizó mucho por todos los discursos solemnes que se daban a los hijos y como estos los guiaban. En la educación de los nahuas, había mucha reverencia a los ancianos y se les inculcaba mucho la educación moral es decir, el huehuetlatolli, la palabra de los ancianos. Esta estaba a cargo por un maestro (temachtiani) encargado del ixtlamachiliztli (la acción de dar sabiduría a los rostros ajenos). Su misión era hacer que los educandos tomaran un rostro, lo desarrollaran, lo conocieran y lo hicieran sabio, e hicieran fuertes sus corazones. Les daban consejos de cómo vivir, de cómo obedecer a las personas, y como se entregaran a lo recto. Si desobedecían o eran deshonestos se les reprimía severamente con algunos castigos como golpeándolos con púas de maguey y asfixiándolos con humo de chile.

Según Mendieta, se basaban en el séptimo libro de los políticos el cual contenía documentos que debían tomar los que tenían a su cargo la crianza de niños. Entre los consejos que se daban eran: que pusieran a los niños recién nacidos al frio, pues eso los iba hacer mas fuertes; que hasta la edad de 5 o 6 años los acostumbraran a trabajos livianos para que evitaran la pereza y la ociosidad; y que no les permitieran ver actos torpes o ni escuchar platicas o palabras feas para que no se les hiciera costumbre usarlas.

También les daban diversas pláticas o exhortaciones de padre a hijo, del indio a su hijo ya casado y de madre a su hija. Básicamente estas pláticas eran sobre cómo debían de comportarse según su sexo, que papel debían asumir, para inculcarles valores, y en general, consejos sobre cómo sobrellevar la vida.

Por otra parte en la educación formal los niños tenían que asistir a escuelas. En ese tiempo esta no solo era un centro de educación, si no que eran especies de templos, e instituciones religiosas que tenían el fin de preparar a sus jóvenes para el desempeño en la vida adulta. Asistían aproximadamente a la edad de 10 y 12 años.

Los varones tenían que asistir a dos escuelas después de su educación no formal, la primera era el Calmecac, que solo asistía la gente noble, entre ellos los hijos de sacerdotes que tenían que educarse para posteriormente seguir los pasos de su padre. Se caracterizaba por tener mucha disciplina y la rigidez era extrema, a los jóvenes no se les permitía abandonar el templo, tenían voto de castidad absoluto, no se les admitía tener ningún amorío y en cualquier infracción cometida, se les castigaba muy duramente o se les expulsaba. Se les enseñaban cantares divinos, la interpretación de códices, conocimientos calendáricos, algo de historia y tradiciones, algunos oficios prestigiosos y las artes de la guerra. Asimismo también realizaban algunas labores como recoger leña y barrer. Algunos de sus castigos por faltar a su voto de castidad eran ser pulsados con espinas de maguey, la exposición al humo de chile y los azotes; a los lujuriosos se les quemaba el cabello hasta la raíz y eran expulsados con deshonor.

Al Tepochcalli asistían los plebeyos, ellos tenían más libertad, podían abandonar el templo y pasar tiempo en sus casas y gozar de aventuras amorosas. Se les instruía en quehaceres cotidianos, a comportarse y se les enseñaba cantos y danzas y cumplían sus deberes labrando tierras de la escuela o en la construcción de obras públicas, Lo más importante en su educación era la guerra, a ellos se les preparaba para ella e iban al campo de batalla para familiarizarse con las actividades bélicas.

En cuanto a las mujeres, se les instruía para que mayormente estuvieran en casa, eran educadas por sus madres para realizar las tareas del hogar, sembraban, criaban aves, animales domésticos para obtener sus productos y a veces los vendían, también tejían ropas galanas con la costumbre de ayudarse unas a otras a hilar. Les castigaban sus faltas con pellizcones en las orejas y brazos y si eran deshonestas las aporreaban y untaban pimienta.

Las niñas que eran prometidas para el telpochpan (que

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (32.7 Kb)  
Leer 23 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com