ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Starbucks: creando una experiencia mundial


Enviado por   •  15 de Mayo de 2014  •  Ensayos  •  1.619 Palabras (7 Páginas)  •  188 Visitas

Página 1 de 7

Starbucks: creando una experiencia mundial

Enclavado en la historia

En 1971, los emprendedores Jerry Baldwin , Gordon Bowker y Zev Siegel lanzaron el primer Starbucks en el mercado Pike Place Market de Seattle. En aquel momento se estaba librando una batalla de precios en el mercado estadounidense del café.

En el intento de mantener unos latos márgenes de rentabilidad, las principales marcas de café habían comenzado a utilizar granos más baratos, de modo que muchos consumidores creían que la calidad del café había caído en picado.

Los emprendedores de Starbucks amaron la idea de abrir un establecimiento minorista dedicado a la venta de las cafeteras más exclusivas, para el café de grano entero de la más alta calidad. Pensaban que este tipo de establecimiento podría satisfacer las necesidades de los pocos entusiastas del café que tenían que traer el café de Europa, y convertir a los bebedores de café a la experiencia del café gourmet. Para diferenciar su café de las marcas insípidas de aguachirri, Starbucks realizo un estudio exhaustivo en busca de plantaciones de café arábiga cultivadas a más de 10.000 pies de altitud por cuadrillas de selectos agricultores en países como Sumatra, kenya, etiopia y Costa Rica. La empresa se concentró en granos de arábiga, en el lugar del grano robusto (más barato) porque los consumidores podrían calentar los granos a temperaturas más altas y así generar un sabor a café más intenso.

A pesar del éxito inicial, Starbucks limito sus operaciones a Seattle hasta que la empresa contrato a Howard Shultz, durante un viaje por Italia, visito una cafetería y se dio cuenta de que futuro de Starbucks no residía en la venta de granos de café y cafeteras, si no en servir café recién hecho en sus propias cafeteras. Shultz vio que la estrategia de la cafetería permitiría a Starbucks diferenciarse del resto de vendedores de grano de café y cafeteras que estaban surgiendo. Asimismo, aunque el gusto por el café de gourmet estaba floreciendo en Estados Unidos, muchas personas no disponían del tiempo o del equipo necesario para hacer un buen café en casa. Al servir el café en las cafeterías de Starbucks podría utilizar el equipo adecuado y los empleados adecuadamente formados para producir el mejor café posible en un entorno que potenciase la experiencia cafetera. Además, el ofrecer el café a la taza haría la experiencia más cómoda para los ocupados trabajadores de Seattle, que eran los principales clientes de Starbucks.

En 1987, Schultz se convirtió en presidente de Starbucks y comenzó a redefinir su imagen como preludio de un vertiginoso crecimiento. Actualizo el logotipo de la empresa, cambiando el color tierra por el color verde. Trabajo para ambientar las cafeterías y mezclar en ellas la elegancia italiana y la informalidad estadounidense. Diseño cada establecimiento cuidadosamente para “mejorar la calidad de todo lo que viesen, tocasen, oyesen, oliesen o gustasen los consumidores”. Quería que el establecimiento ofreciese un “trato personal” a los clientes, ofreciendo así un paréntesis en el día o un lugar en el que relajarse por la noche. Para conseguir este objetivo, Schultz y sus directivos invirtieron en formación de plantilla y en un programa de remuneración de empleados para poder atraer y conservar a trabajadores capacitados que mejorarían la experiencia de los clientes.

A finales de la década de los noventa, la estrategia Schultz estaba obteniendo beneficios muy generosos. En 1993, el mercado estadounidense de café se valoraba en unos 13.500 millones de dólares, en lo que los cafés especiales como los que vendía Starbucks solo suponían 1.000 millones de dólares . A finales de 1999, este mismo mercado se había multiplicado hasta superar los 18.000 millones de dólares, y los cafés de gourmet llegaban ya a los 7.000 millones de dólares. Solo en 1996, Starbucks añadió un establecimiento por día y casi igualo este ritmo en 1997, con 325 establecimientos. A finales de ese año, Starbucks había incorporado a su plantilla 30.000empleados desde que Schultz se uniese a la empresa y empleaba a unos 500 trabajadores por semana. Las ventas se habían duplicado desde los 700 millones de dólares en 1998. Y un cliente regular de Starbucks visitaba su establecimiento favorito ¡18 veces al mes!

ENTRE CULTURAS

A pesar del éxito de Starbucks en el mercado estadounidense, Schultz y su equipo se dieron cuenta de que este solo equivalía al 20% del mercado mundial de café. Si Starbucks quería conseguir sus objetivos, tendría que aventurarse en los mercados extranjeros y demostrar que una buena taza de café era un producto realmente internacional.

La empresa se dirigió, en primer lugar, a Japón y Singapur en 1996. En Japón la empresa se enfrentó al gusto de los japoneses por los cigarrillos y prohibido el consumo de tabaco en sus establecimientos, como en todos los demás mercados, alegado que el humo del tabaco ensombrece el aroma del café. Contrariamente a cualquier previsión, a las mujeres niponas les encantó la idea, y los hombres las siguieron. A principios de 2000, Starbucks contaba con más de 200 establecimientos en Japón y supero el

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.1 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com