ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Tragicomedia Mexicana II


Enviado por   •  15 de Septiembre de 2013  •  2.720 Palabras (11 Páginas)  •  399 Visitas

Página 1 de 11

Tragicomedia Mexicana II es una crónica que narra los hechos suscitados de 1970 a 1982; es un libro que relata con humor los sucesos históricos de doce años del acontecer de la vida nacional.

Tragicomedia Mexicana II es una crónica que narra los hechos suscitados de 1970 a 1982; es un libro que relata con humor los sucesos históricos de doce años del acontecer de la vida nacional.

Durante estos doce años, dos sexenios, la vida de México transcurrió como si se tratara de una película, en la que los papeles protagónicos estaban a cargo de los presidentes Echeverría y López Portillo; los papeles secundarios los ocupaban los gobernantes y los ricos; y los papeles restantes, la clase media y la clase baja, eran tan sólo extras. En el peor de los casos, la sociedad mexicana no tenía papel en nuestra película y era únicamente espectadora, sentada en un cine de tercera, “disfrutando” de la producción cinematográfica. Echeverría con su muy “peculiar” estilo de vestir para según “dar apoyo al pueblo”, quería exaltar la cultura mexicana, con sus extenuantes horas de trabajo de más de 12 horas para mostrarnos como el trabajaba y que era incansable, y también con sus llamadas a colaboradores por cuestiones de trabajo a elevadas horas de la madrugada, con lo cual se veía a los funcionarios con su pijama todavía.

Es este periodo con la “apertura” de la democracia y la libertad de expresión, se dio la apertura de varias revistas y periódicos con nuevos ideales que no se habían visto, o se ocupaban poco, en nuestro país.

SE dio la separación de los directivos del Excélsior, periódico que había tenido un gran auge en la década de los 70´s, los inconformes se decidieron separar y fundar la revista Proceso y el diario unomásuno los cuales innovaron en su plataforma.

En esta película, los presidentes sentían la necesidad de tener “mucho público” para sus mensajes y discursos. Acarreaban a multitudes tumultuosas que ovacionaban y aplaudían a nuestros personajes por sus monólogos que defendían la “causa revolucionaria” sintiéndose con este público héroes nacionales.

En las campañas nuevamente se le prometía al pueblo lo que no había cumplido el partido oficial durante treinta años: democratización, exaltación de la mexicanidad), industrialización y mejores condiciones de vida para la población. A éstas se le sumaron nuevas promesas innovadoras para simpatizar con la opinión pública: acercamiento a los jóvenes, diálogo, apertura, crítica y autocrítica, reconocimiento de la injusta distribución

de la riqueza y en general la necesidad de cambios, “muchos cambios”.

En este tiempo, se dieron transformaciones en la conciencia colectiva y hasta cierto punto un ensanchamiento de la libertad de expresión. Se puede decir que durante los sexenios de Echeverría y López Portillo surgen los líderes de opinión como los editorialistas y los comunicadores, como el escritor de Excélsior Cosío Villegas y Jacobo Zabludovsky con su noticiario televisivo 24 horas. No se puede dejar de mencionar las sátiras sangrientas y oportunistas de los diarios y editorialistas contra el sistema político.

Otro aspecto importante en el ámbito de la comunicación fue que surgieron los “foros de consulta” con la participación de personalidades políticas, sociólogos, politólogos, y otros expertos bajo el gobierno de López Portillo; el defecto de estos foros de consulta era que el pueblo mexicano no expresaba su opinión.

Durante estos sexenios, los presidentes vivieron con grandes lujos, comodidades y caprichos cual emperadores romanos; comparten su fortuna y su alegría con sus familiares colocándolos en cargos políticos; gastan sumas considerables en viajes y artículos de lujo totalmente ajenos a la realidad social del país; aseguran un futuro lleno de prosperidad con “humildes y pequeños” negocios En este periodo la economía se estancó y se padeció una severa crisis en todos los aspectos y una fuerte devaluación del peso frente al dólar.El Estado Mexicano, durante este tiempo, concentró su interés en la elite de los ricos. La clase media, en cambio, fue ignorada por el gobierno y tuvo que sobrevivir a la crisis.

El segundo tomo de la trilogía Tragicomedia Mexicana, aborda la política y sucesos en México desde el año 1970 a 1988, periodo en el que acontecieron cosas tan importantes como la resaca del movimiento estudiantil del 68, cambios de presidentes y reformas a la ley que marcaron historia en la economía del país, entre muchas otras cosas de interés.

A fines de 1970, el país estaba en problemas, José Revueltas se encontraba una vez más en la cárcel y había muchas huellas negativas del “milagro mexicano”, como era el deterioro del sistema, devastación de la naturaleza, corrupción, entre otras. Los acontecimientos del 68 generaron efectos que duraron muchos años y que hasta la fecha siguen causando problemas al gobierno y a la misma población de México. Luis Echeverría para mí fue un completo fracaso como presidente, pues, queriendo quedar bien con todos, nos dejó peor que en cualquier otra etapa que haya vivido nuestro país. El presidente Echeverría tenía una buena táctica: quedar bien con los clase media resentidos todavía por lo sucedido en 68 para legitimar su victoria y atraer más electores al PRI; sin embargo, lo que él no pensó fue en que se ganaría de enemigos a todo el sector privado, que como es claro, le causaron más problemas que cualquier otro sector social, pues a pesar de todas las movilizaciones, huelgas, etcétera, fueron las empresas quienes le dieron un gran dolor de cabeza al presidente. , El gobierno de Echeverría… ¿realmente fue un gobierno? Realmente pareció más un circo, en donde si alguien no era de su parecer o compartía sus ideas, o bien “no vestía guayabera”, inmediatamente le daba cuello; por eso es que a varios les colmó la paciencia y salieron a las calles a manifestarse, más por el autoritarismo que mostraba. Tal es el caso de lo sucedido con el rector de la UNAM Pablo González Casanova, quien ante presiones presidenciales y del STUNAM dejó el cargo y fue la oportunidad de meter a alguien ligado a sus ideales. Y algo muy similar pasó en otros lugares como con los telefonistas. Por lo menos, en el caso de la UNAM, hizo algo muy favorable, pues apoyó la construcción de los CCH’s y de las ENEP’s; aunque, lo lamentable fue que en una visita a C.U. lo abuchearon y resultó descalabrado por una piedra que le arrojaron.

En 1970, el presidente crea el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), para “planear, fomentar y coordinar las actividades científicas y tecnológicas” dirigido por Edmundo Flores. En 1972, Echeverría mandó llamar a Jesús Reyes

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (16.4 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com